¿Cómo saber si se tiene una infección en los ojos?

Pueden ser leves o graves

La salud ocular es fundamental para el bienestar general de una persona. Los ojos son una ventana al mundo y nos permiten ver y disfrutar de todas las maravillas que nos rodean. Es por eso que es crucial cuidar de ellos y estar atentos a cualquier señal de una posible infección ocular. Las infecciones oculares pueden ser leves o graves, y reconocer los indicadores tempranos puede marcar la diferencia en el tratamiento y la prevención de complicaciones a largo plazo.

Causas comunes de las infecciones oculares

– Bacterias: Pueden ingresar al ojo a través de la suciedad, el polvo o el contacto con objetos contaminados. Esto puede ocurrir cuando nos frotamos los ojos con las manos sucias o al utilizar maquillaje caducado.

– Virus: También pueden causar infecciones oculares, como el herpes ocular o la conjuntivitis viral. Estas infecciones son altamente contagiosas y se pueden transmitir fácilmente de una persona a otra.

– Hongos: Aunque menos comunes, las infecciones oculares por hongos pueden ocurrir, especialmente en personas con sistemas inmunológicos debilitados o que han estado expuestas a ambientes húmedos o contaminados.

– Parásitos: Algunos parásitos pueden causar infecciones oculares, especialmente en áreas tropicales donde son más comunes. Estas infecciones pueden ser bastante graves y requerir atención médica inmediata.

¿Por qué a veces me arden los ojos? / temblor de los ojos / Frotarse los ojos / pantallas
Foto: Freepik

Signos y síntomas de una infección en los ojos

  • Enrojecimiento: Si los ojos están enrojecidos y tienen una apariencia inflamada, puede ser un indicio de una infección ocular.
  • Picazón y ardor: Si sientes picazón y ardor en los ojos, especialmente acompañados de secreción o lagrimeo excesivo, es posible que estés experimentando una infección ocular.
  • Sensibilidad a la luz: Si la luz te resulta molesta y sientes la necesidad de entrecerrar los ojos incluso en ambientes bien iluminados, podría ser una señal de una infección ocular.
  • Visión borrosa: La visión borrosa o disminuida puede ser un síntoma de una infección ocular. Si notas que tu visión se vuelve borrosa repentinamente, es importante buscar atención médica de inmediato.
  • Dolor: El dolor ocular es un síntoma común de una infección ocular. Puede manifestarse como una sensación de presión, dolor punzante o malestar generalizado en el ojo.
  • Secreción: Si tu ojo produce una secreción inusual, como pus o legañas, es posible que haya una infección presente.
  • Hinchazón: La hinchazón alrededor del ojo, especialmente si se acompaña de enrojecimiento y dolor, puede ser un indicador de una infección.

Indicadores de una infección ocular grave

  • Dolor intenso y persistente: Si experimentas un dolor intenso y persistente en el ojo, podría ser un signo de una infección ocular grave, como una úlcera corneal.
  • Pérdida de visión: La pérdida repentina de visión o una disminución significativa en la claridad de la visión puede ser un indicador de una infección ocular grave.
  • Sensibilidad extrema al tacto: Si el ojo se vuelve extremadamente sensible al tacto y cualquier contacto causa un dolor intenso, es importante buscar atención médica de inmediato.
  • Inflamación severa: Una hinchazón severa alrededor del ojo, especialmente si se extiende a otras áreas de la cara, puede ser un signo de una infección ocular grave.
mujer en consulta de optometría para saber si tiene hipermetropía o miopía / Frotarse los ojos / esclerosis múltiple
Imagen: freepik

¿Cuándo buscar atención médica para una infección en los ojos?

Es importante saber cuándo buscar atención médica para una infección ocular. Si experimentas alguno de los siguientes síntomas, debes buscar atención médica de inmediato:

Dolor intenso y persistente en el ojo.

Pérdida repentina de visión o disminución significativa en la claridad de la visión.

Sensibilidad extrema al tacto.

Hinchazón severa alrededor del ojo o en otras áreas de la cara.

Secreción excesiva, especialmente si es de color amarillento o verde.

Fiebre y malestar general.

Si tienes una infección ocular recurrente o si los síntomas empeoran a pesar del tratamiento en el hogar.

Medidas preventivas para reducir el riesgo de infecciones oculares

Prevenir las infecciones oculares es fundamental para mantener una buena salud ocular. Aquí hay algunas medidas preventivas que puedes tomar:

  • Lávate las manos regularmente con agua y jabón.
  • Evita frotarte los ojos con las manos sucias.
  • No compartas toallas, maquillaje u otros objetos personales que puedan entrar en contacto con los ojos.
  • Evita nadar en piscinas o aguas contaminadas.
  • Utiliza gafas de protección al trabajar con sustancias químicas o realizar actividades que puedan causar lesiones oculares.
  • No utilices maquillaje caducado y desecha cualquier producto que haya estado en contacto con una infección ocular.
  • Mantén una buena higiene de las lentes de contacto y reemplázalas según las indicaciones del fabricante.
¿Le resultó útil este artículo?
Artículos Relacionados
MaBe Doval
Botón volver arriba