5 alimentos que no deben permanecer en el refrigerador por más de 24 horas

La conservación adecuada de los alimentos es fundamental para prevenir la intoxicación alimentaria. Cuando los alimentos se conservan de manera inadecuada y están contaminados por bacterias como la Salmonella, la Listeria o la E.coli, existe un riesgo considerable de desarrollar síntomas desagradables como dolor de estómago, diarrea y vómitos. Estos síntomas pueden ser aún más graves en personas con sistemas inmunológicos más débiles.

Por lo tanto, es importante conocer qué alimentos pueden conservarse de manera segura en el refrigerador y cuáles deben consumirse en un plazo de 24 horas para evitar riesgos innecesarios.

Alimentos que deben ser consumidos en un plazo de 24 horas

Existen ciertos alimentos que son especialmente propensos al crecimiento de bacterias y que deben ser consumidos dentro de las primeras 24 horas de su preparación o compra. Estos alimentos incluyen:

1. Los huevos duros

Cuando los huevos duros son pelados, deben ser consumidos dentro de las próximas 24 horas. Esto se debe a que los huevos duros pelados son especialmente propensos a la contaminación por bacterias de la familia de la Listeria. Es importante destacar que los huevos duros pelados no deben pasar más de 2 horas a temperatura ambiente antes de ser almacenados en el refrigerador. Si la temperatura ambiente es superior a 30°C, este período se reduce a 1 hora. Por otro lado, los huevos duros sin pelar (con su cáscara) pueden conservarse de manera segura hasta una semana en el refrigerador, siempre y cuando estén almacenados en un recipiente hermético.

2. La carne picada

La carne picada cruda no debe conservarse en el refrigerador por más de un día, ya que las bacterias del género Salmonella y la famosa bacteria E. coli pueden crecer fácilmente en ella debido a su alto contenido de humedad. Además, cuando la carne picada ha estado en el refrigerador durante más de 15-20 horas, es importante asegurarse de que esté bien cocida para evitar cualquier riesgo de intoxicación alimentaria.

3. El melón

Las rodajas de melón no deben conservarse en el refrigerador por más de un día, ya que podrían contener bacterias del género Salmonella y/o Listeria. Esto se debe a que el pH del melón es ideal para el crecimiento bacteriano. Sin embargo, cuando el melón está entero (es decir, no cortado en rodajas), puede conservarse por más tiempo en el refrigerador, hasta 5 días.

4. El pollo

El pollo crudo no puede conservarse en el refrigerador por más de 24 horas, incluso si se almacena en un recipiente hermético. Por otro lado, el pollo cocido puede conservarse hasta 4 días. La Dra. Tracey Brigman, profesora de nutrición en la Universidad de Georgia, explica que las aves de corral son especialmente propensas a la contaminación bacteriana debido a que su carne es menos densa que la de la carne roja, lo que permite que los agentes patógenos penetren y se desarrollen fácilmente. Además, simplemente enjuagar el filete de pollo crudo no es suficiente para deshacerse de los indeseables.

5. El arroz

Mientras que el arroz crudo puede conservarse durante meses sin riesgo, el arroz cocido debe consumirse dentro de las 24 horas. Después de este límite de tiempo, pueden aparecer bacterias del género Bacillus cereus, cuyas esporas tóxicas son responsables de las toxiinfecciones. Es importante destacar que volver a cocinar un tazón de arroz que se haya conservado en el refrigerador durante demasiado tiempo no eliminará las bacterias. Desafortunadamente, lo mejor es desecharlo.

La conservación adecuada de los alimentos es esencial para evitar la intoxicación alimentaria. Algunos alimentos son especialmente propensos al crecimiento bacteriano y deben consumirse dentro de las primeras 24 horas de su preparación o compra para minimizar los riesgos. Los huevos duros pelados, la carne picada cruda, las rodajas de melón, el pollo crudo y el arroz cocido son alimentos que requieren especial atención en cuanto a su conservación.

Al seguir las pautas de seguridad alimentaria y consumir estos alimentos dentro del tiempo recomendado, podemos proteger nuestra salud y la de nuestras familias. Recuerda siempre almacenarlos de manera adecuada en recipientes herméticos en el refrigerador y desechar cualquier alimento que haya pasado el límite de tiempo seguro.

¿Le resultó útil este artículo?
Artículos Relacionados
Angélica Ramos
Botón volver arriba