Alimentos que nunca debería guardar en el congelador

Siempre es importante leer las recomendaciones de almacenamiento

El congelador es una excelente herramienta para conservar alimentos por más tiempo, pero hay algunos alimentos que nunca deberías guardar en él. Aquí te presentamos una lista de alimentos que es mejor mantener fuera del congelador.

Siempre es importante leer las recomendaciones de almacenamiento de cada alimento y seguir las instrucciones adecuadas para mantener su calidad y seguridad alimentaria.

Alimentos que nunca debería guardar en el congelador

Huevos: No deben ser congelados en su cáscara debido a que pueden explotar. Si deseas conservar huevos, es mejor batirlos y congelarlos en un recipiente hermético. De esta manera, podrás utilizarlos para preparar tortillas, omelettes o cualquier otra receta que requiera huevos batidos.

Huevos / congelador
Foto Freepik

Frutas y verduras con alto contenido de agua: Algunas frutas y verduras, como el pepino, el melón y la lechuga, tienden a volverse blandas y acuosas cuando se congelan. Esto afecta su textura y sabor, por lo que es mejor consumirlas frescas. Sin embargo, puedes optar por cortarlas en trozos y congelarlas para utilizarlas posteriormente en batidos o smoothies.

Lácteos: Como la leche y el yogur pueden separarse y volverse grumosos al descongelarse. Además, los quesos blandos pueden volverse demasiado blandos y perder su textura original. En lugar de congelar estos productos, es mejor mantenerlos en el refrigerador para asegurar su frescura y calidad.

Alimentos fritos: Los alimentos fritos como las papas fritas o las empanadas pueden volverse blandos y grasosos cuando se congelan. Es mejor consumirlos frescos para disfrutar de su mejor sabor y textura. Si tienes exceso de alimentos fritos, es recomendable almacenarlos en el refrigerador y volver a calentarlos antes de consumirlos.

papas fritas / congelador
Foto: Freepik

Estas son las frutas que no deberías guardar en la nevera

Plátanos: No deben guardarse en la nevera debido a que el frío puede alterar su proceso de maduración. Las bajas temperaturas pueden hacer que la piel del plátano se oscurezca rápidamente y afectar su sabor. Es preferible almacenarlos en un lugar fresco y seco, como un frutero en la cocina. Además, cuando los plátanos están maduros, pueden ser refrigerados para prolongar su vida útil.

Tomates: Aunque los tomates son técnicamente una fruta, no se benefician de ser almacenados en el refrigerador. El frío puede hacer que los tomates pierdan su sabor y textura. Es mejor guardarlos a temperatura ambiente para mantener su calidad. Los tomates deben ser almacenados en un lugar fresco y alejados de la luz directa del sol. Además, es recomendable no apilarlos para evitar que se aplasten y se estropeen más rápidamente.

Piñas: El frío puede detener su proceso de maduración y afectar su sabor. Es mejor mantenerlas en un lugar fresco y seco. Para conservar una piña, se debe guardar en un lugar fresco y ventilado, como el mostrador de la cocina. Si ya está cortada, puede ser refrigerada en un recipiente hermético durante un par de días.

Mangos: Pueden volverse harinosos y perder su sabor dulce si se guardan en la nevera. Se recomienda mantenerlos a temperatura ambiente hasta que estén maduros y luego consumirlos o refrigerarlos si es necesario. Al comprar mangos, es importante elegir aquellos que estén firmes, pero cedan ligeramente al tacto. Para acelerar la maduración de los mangos, se pueden colocar en una bolsa de papel junto con una manzana o un plátano.

4.2/5 - (6 votos) ¿Le resultó útil este artículo?
Artículos Relacionados
MaBe Doval
Botón volver arriba