Bienestar

La calvicie: causas, síntomas, tratamiento, prevención

La calvicie, o alopecia androgenética en la terminología médica, es la pérdida de cabello relacionada con la edad.

Aunque afecta más a los hombres que a las mujeres, la alopecia también puede afectar a las mujeres. ¿Cuál es la causa? ¿Se puede frenar su progresión?

Caracterizada por una pérdida progresiva del cabello, la calvicie evoluciona por etapas. La clasificación de Hamilton, utilizada a menudo para evaluar el estado de evolución de la alopecia en los hombres, define 7 etapas:

etapa 1: no hay signos de pérdida de cabello;

etapa 2: las sienes y la zona frontal del cuero cabelludo comienzan a disminuir;

etapa 3: los huecos se profundizan y se forma un mechón central;

etapa 4: el verticilo (parte superior de la cabeza) se vuelve calvo, pero sigue cubierto por un pelaje velloso;

etapa 5: la alopecia está visiblemente establecida en algunas zonas;

etapa 6: la parte superior de la cabeza es lisa;

etapa 7: la calvicie desciende hacia la nuca, dejando sólo una corona de pelo.

Causas de la calvicie

La alopecia androgenética se debe principalmente a un exceso de dihidrotestosterona, una hormona androgénica presente en mayor cantidad en los hombres que en las mujeres. A diferencia de las hormonas tiroideas y los estrógenos, que promueven el crecimiento del cabello, la hormona androgénica acelera el ciclo de vida de los folículos pilosos, lo que provoca su muerte y posterior pérdida. Se sabe que esta forma de calvicie es hereditaria. Los hombres que tienen un progenitor con alopecia androgenética tendrán una alta probabilidad de verse afectados.

Tratamiento y prevención de la calvicie

Aunque la caída del cabello hereditaria es un proceso inevitable, se puede frenar. En una fase suficientemente temprana, puede utilizarse una loción capilar a base de minoxidil para estimular el crecimiento de los folículos pilosos y frenar su caída. En algunos casos, se recetan comprimidos de finasterida para detener el mecanismo que convierte la testosterona en dihidrotestosterona. Pero este tipo de tratamiento no está exento de efectos secundarios. En una fase más avanzada, la única alternativa eficaz es el trasplante capilar. Al mismo tiempo, es posible prevenir la calvicie prematura adoptando ciertos hábitos diarios: utilizar champús suaves, limitar la coloración del cabello, aclararlo con agua fría o tibia, etc.

También puede interesarle: Acelera el crecimiento del cabello con estos 8 alimentos

Taboola

Botón volver arriba