¿Alguna información? ¿Necesitas contactar al equipo editorial? Envía tus correos electrónicos a [email protected] o ve a nuestro formulario.
Salud

Señales que te indican que puedes tener falta de hierro

La falta de hierro en nuestro organismo puede traer consigo diferentes problemas de salud. De hecho cuando esto sucede, el cuerpo empieza a mandar señales o síntomas que indican que falta hierro para sus funciones.

Uno de los problemas que puede traer consigo la falta de hierro es la anemia y que es más común de lo que se cree. Las consecuencias son variadas y pueden pasar inadvertidas, porque los síntomas pueden confundirse. De hecho, la Organización Mundial de la Salud ha catalogado la deficiencia de hierro como un desorden nutricional global.

Señales de la falta de hierro en el organismo

La reducción de los niveles de hierro en la sangre suele ser de curso lento, ya que el organismo tiende a consumir las reservas paulatinamente y sin levantar sospechas. Así que en muchos casos puedes convivir con el problema hasta que algunos de sus síntomas te obliguen a ir al médico.

  • Debilidad y cansancio

El hierro ayuda a llevar oxígeno a las células por lo que su déficit resulta en la disminución de la energía muscular y la productividad intelectual. Si tienes fatiga mental, puede deberse a esto.

  • Palidez y defensas bajas

Por falta de suficiente oxígeno en la sangre, la dermis pierde su rubor natural y se torna más blanca de lo habitual. La anemia también nos hace más propensos a contraer resfriados e infecciones debido a la debilidad en las defensas del organismo.

  • Cabellos y uñas quebradizas

Las marcas blancas en las cutículas, las uñas descamadas o que se rompen con facilidad son indicios de la falta de hierro. Acelera la caída del cabello y afecta tu estado de ánimo. Es posible que te vuelvas más ansiosa, irritable, triste y que te cueste concentrarte.

  • Dolores de cabeza y mareos

Cuando los niveles de hierro entran en estado crítico es probable que sientas que te falta el aire y experimentes cefaleas, palpitaciones, mareos y náuseas. Todo es generado por la poca cantidad de oxígeno en la sangre.

La alimentación es la clave

Al tratarse de una deficiencia nutricional, para compensar la falta de hierro en el organismo es necesario que lleves una dieta balanceada.

La mejor fuente de hierro proviene de la proteína animal como la carne de res y sus órganos, el pescado (atún o salmón) y los mariscos.

De igual forma, para absorber el hierro de origen vegetal necesitas consumir más vitamina C que se puede encontrar naturalmente en las legumbres, vegetales de hojas verdes, frutos secos y cereales integrales.

5/5 - (1 voto) ¿Le resultó útil este artículo?
Artículos Relacionados
Angélica Ramos