¿Alguna información? ¿Necesitas contactar al equipo editorial? Envía tus correos electrónicos a [email protected] o ve a nuestro formulario.
Estilo de vida

Señales de que tu pareja te puede lastimar

Si te encuentras en una relación abusiva, recuerda que no estás sola

La violencia doméstica se refiere a cualquier acto de violencia física, sexual, psicológica o emocional que ocurre dentro de una relación íntima, ya sea entre cónyuges, parejas de hecho, novios o ex parejas. Este tipo de violencia puede tener lugar en el hogar o en otros entornos, y puede ser ejercida por uno de los miembros de la pareja sobre el otro.

Es un problema grave y generalizado que afecta a millones de personas en todo el mundo. Puede tener consecuencias devastadoras tanto a corto como a largo plazo, incluyendo lesiones físicas, problemas de salud mental, aislamiento social y, en casos extremos, la muerte.

Es importante reconocer las señales de advertencia y actuar de manera oportuna para prevenir y detener la violencia doméstica. Todas las personas merecen sentirse seguras, respetadas y valoradas en sus relaciones.

pastillas anticonceptivas / pareja
Foto: Freepik

Tipos de violencia doméstica

  • Violencia física: Cualquier acto que cause daño físico, como golpes, empujones, bofetadas, patadas o agresiones con objetos.
  • Violencia sexual: Cualquier acto sexual no deseado o forzado, incluyendo violación, acoso o explotación sexual.
  • Violencia psicológica: Acciones o palabras que dañen la autoestima, la seguridad emocional o el bienestar mental de la víctima, como insultos, humillaciones, amenazas o control excesivo.
  • Violencia económica: Privar a la víctima de acceso a recursos financieros o impedir su independencia económica.
  • Violencia patrimonial: Daño, pérdida, sustracción, destrucción, retención o distracción de objetos, documentos personales y/o bienes de la víctima.
  • Violencia simbólica: Transmisión de mensajes, íconos o signos que transmiten y reproducen relaciones de dominación, desigualdad y discriminación en las relaciones sociales.

Señales de que estás en riesgo de sufrir violencia doméstica

  • Control excesivo: Tu pareja intenta controlar tus movimientos, tus amistades, tus finanzas o tu acceso a información y recursos.
  • Aislamiento: Tu pareja te aleja de tus familiares y amigos, limitando tus contactos sociales.
  • Celos y posesividad: Tu pareja muestra celos extremos y reacciona de manera agresiva ante cualquier interacción con otras personas.
  • Humillaciones y menosprecio: Tu pareja te menosprecia, te insulta o te humilla en público o en privado.
  • Amenazas y chantaje emocional: Tu pareja te amenaza con hacerte daño a ti, a tus hijos o a tus seres queridos si no haces lo que ella quiere.
  • Historial de violencia: Tu pareja ha sido violenta en relaciones anteriores o ha demostrado comportamientos agresivos en otros ámbitos de su vida.
  • Abuso de sustancias: Tu pareja abusa del alcohol o las drogas, lo cual puede aumentar el riesgo de violencia.
  • Justificación de la violencia: Tu pareja minimiza, niega o justifica sus comportamientos abusivos.
  • Culpabilización y negación de responsabilidad: Tu pareja te culpa a ti por su comportamiento violento o se niega a asumir la responsabilidad por sus actos.
  • Falta de respeto a tus límites: Tu pareja ignora tus límites y continúa con comportamientos que te hacen sentir incómoda o insegura.
relaciones / te propondrá matrimonio / ansiedad
Foto: Freepik

Comportamientos manipuladores en una relación de pareja

Además de las señales de violencia física o emocional, es importante estar atento a los comportamientos manipuladores que pueden preceder o acompañar a la violencia doméstica. Algunos ejemplos incluyen:

  • Gaslighting: Te hace dudar de tu propia realidad, percepción o memoria, haciéndote creer que estás loca o exagerando.
  • Minimización y negación: Minimiza o niega tus preocupaciones, haciéndote sentir que tus sentimientos no son válidos.
  • Culpabilización y responsabilización: Tu pareja te culpa por su comportamiento abusivo, haciéndote sentir responsable de la violencia.
  • Chantaje emocional: Utiliza el miedo, la obligación o la culpa para manipularte y obtener lo que quiere.
  • Aislamiento y control: Tu pareja te aleja de tus amistades y familiares, limitando tus contactos sociales y tu independencia.
  • Cambios de humor e inestabilidad emocional: Puede pasar de ser cariñosa a ser agresiva y abusiva sin razón aparente.

¿Cómo buscar ayuda si estás en una relación abusiva?

Si te encuentras en una relación abusiva, es crucial que busques ayuda lo antes posible. Algunos pasos que puedes seguir:

  • Habla con alguien de confianza: Comparte tus preocupaciones con un familiar, amigo o profesional de confianza. Ellos podrán brindarte apoyo y orientación.
  • Contacta con una línea de ayuda: Llama a una línea de asistencia telefónica especializada en violencia doméstica. Ellos podrán proporcionarte información, asesoramiento y derivarte a los servicios adecuados.
  • Busca asesoramiento legal: Consulta con un abogado que pueda informarte sobre tus derechos y opciones legales, como obtener una orden de protección.
  • Haz un plan de seguridad: Crea un plan de emergencia y reúne documentos importantes, ropa y otros artículos que puedas necesitar si decides abandonar la relación.
  • Solicita ayuda a las autoridades: Si te encuentras en peligro inminente, no dudes en llamar a la policía. Ellos tienen la obligación de protegerte y ayudarte.
  • Participa en terapia o grupos de apoyo: Busca atención psicológica y únete a grupos de apoyo para víctimas de violencia doméstica. Esto puede ayudarte a sanar y empoderarte.

Recuerda que no estás sola y que existen muchas personas y organizaciones dispuestas a ayudarte a salir de una situación de abuso. No tengas miedo de pedir ayuda.

mujer con enfermedades mentales, en terapia psicológica / apego ansioso
Imagen: freepik

Medidas de seguridad para protegerse de la violencia doméstica

Además de buscar ayuda externa, existen algunas medidas que puedes tomar para protegerte a ti y a tus seres queridos de la violencia doméstica:

  • Crea un plan de seguridad: Identifica lugares seguros donde puedas ir en caso de emergencia, guarda números de teléfono importantes y prepara un bolso de emergencia.
  • Mejora la seguridad de tu hogar: Instala cerraduras, alarmas y cámaras de seguridad, y asegúrate de que tus vecinos sepan a quién llamar si escuchan ruidos sospechosos.
  • Mantén un registro de incidentes: Documenta todas las agresiones, amenazas y episodios de violencia, ya que esto puede ser útil en procesos legales.
  • Limita el contacto con tu pareja: Evita estar a solas con ella y comunícate solo a través de medios escritos cuando sea necesario.
  • Cuida tu salud y bienestar: Practica actividades que te ayuden a relajarte y a fortalecer tu resiliencia, como el ejercicio, la meditación o la terapia.
  • Busca apoyo en tu red social: Comparte tu situación con personas de confianza que puedan brindarte ayuda y acompañamiento.
  • Prepara un plan de escape: Identifica rutas de evacuación, lugares seguros donde puedas ir y cómo puedes transportarte en caso de tener que huir rápidamente.

Recuerda que tu seguridad y la de tus hijos es lo más importante. No dudes en tomar las medidas necesarias para protegerte.

¿Le resultó útil este artículo?
Artículos Relacionados
MaBe Doval