¿Quieres terminar el año realmente feliz? Esto es lo que tienes que hacer

Requiere tiempo y esfuerzo, pero los beneficios que ofrece son invaluables

El final de año es un momento perfecto para reflexionar sobre todo lo que hemos experimentado y aprendido a lo largo de los meses. Si deseas terminar el año realmente feliz, te invito a practicar la gratitud.

La gratitud es una actitud y una práctica que nos permite reconocer y valorar las cosas buenas de nuestra vida. Cuando la practicamos, nos enfocamos en lo positivo y nos alejamos de la queja y la negatividad.

La práctica de la gratitud puede tener un impacto significativo en nuestra vida y bienestar. Numerosos estudios han demostrado que la gratitud está asociada con una mayor felicidad, una mayor satisfacción con la vida, mejores relaciones y una mejor salud mental.

realmente feliz
Foto: Freepik

Entonces, ¿cómo puedes comenzar a practicar la gratitud?

– Lleva un diario de gratitud: Todos los días, toma unos minutos para escribir tres cosas por las que te sientas agradecido/a. Pueden ser cosas pequeñas o grandes, pero lo importante es reconocerlas y apreciarlas. Este simple acto de escribir en un diario te ayudará a enfocarte en lo positivo y a cultivar una mentalidad de gratitud.

– Expresa gratitud a los demás: No olvides expresar tu gratitud a las personas que te rodean, puedes enviarles un mensaje, hacerles una llamada o incluso escribirles una carta de agradecimiento. El simple acto de expresar gratitud puede fortalecer tus relaciones y generar alegría tanto en ti como en los demás. Además, al expresar gratitud a los demás, también te estás recordando a ti mismo las cosas buenas que tienes en tu vida.

realmente feliz
Foto: Freepik

– Encuentra gratitud en los momentos difíciles: Aunque puede resultar desafiante, intenta encontrar algo por lo que sentir gratitud incluso en los momentos difíciles. Puede ser una lección aprendida, el apoyo de un ser querido o incluso la oportunidad de crecer y superar obstáculos. Al encontrar algo positivo incluso en los momentos difíciles, estás cambiando tu perspectiva y entrenando tu mente para buscar lo positivo en cualquier situación.

La práctica de la gratitud requiere tiempo y esfuerzo, pero los beneficios que ofrece son invaluables. Al enfocarte en las cosas buenas de tu vida y apreciarlas, estás cultivando una mentalidad de abundancia y satisfacción. Esto te permitirá terminar el año con una sensación de plenitud y felicidad.

realmente feliz
Foto: Freepik

¿Cómo entrenar el cerebro para tener mas fuerza de voluntad y cumplir tus objetivos?

1. Establecer metas claras

Para entrenar el cerebro y aumentar la fuerza de voluntad, es importante tener metas claras y específicas. Establecer objetivos concretos nos brinda un sentido de propósito y nos ayuda a mantenernos enfocados en lo que queremos lograr.

Por ejemplo, en lugar de decir “quiero hacer ejercicio”, establece una meta más específica como “quiero correr 5 kilómetros en un mes”. De esta manera, tendrás un objetivo claro y medible que te mantendrá motivado y te permitirá medir tu progreso.

2. Practicar la autorregulación

Es la capacidad de controlar nuestros impulsos y tomar decisiones conscientes en lugar de actuar de manera impulsiva. Podemos practicarla estableciendo pequeños desafíos diarios, como resistir la tentación de comer un postre o posponer una tarea para más tarde.

Por ejemplo, puedes comenzar por establecer un límite de tiempo para revisar tus redes sociales y cumplirlo, o resistir la tentación de comer alimentos poco saludables durante la semana. Con el tiempo, estas pequeñas victorias te ayudarán a fortalecer tu fuerza de voluntad y te permitirán resistir las distracciones y mantener el enfoque en tus objetivos.

3. Construir hábitos positivos

Los hábitos juegan un papel crucial en nuestro nivel de fuerza de voluntad. Al construir hábitos positivos, como hacer ejercicio regularmente o dedicar tiempo a la meditación, fortalecemos nuestra capacidad de tomar decisiones conscientes y resistir la tentación.

Para construir hábitos positivos, es importante comenzar poco a poco y ser consistentes. Por ejemplo, puedes empezar por dedicar 10 minutos al día a la meditación y luego ir aumentando gradualmente el tiempo. Con el tiempo, tu cerebro se acostumbrará a estas actividades y se volverán parte de tu rutina diaria, lo que te ayudará a mantener la disciplina y la fuerza de voluntad necesarias para alcanzar tus objetivos.

4. Ejercitar el cerebro

El cerebro es como un músculo, y al igual que cualquier otro músculo, necesita ejercicio para fortalecerse. Realizar actividades que desafíen nuestro cerebro, como resolver rompecabezas o aprender nuevas habilidades, nos ayuda a desarrollar la fuerza de voluntad.

Estas actividades estimulan diferentes áreas del cerebro y nos ayudan a mejorar nuestra capacidad de concentración, memoria y toma de decisiones. Además, al enfrentarnos a nuevos desafíos, también desarrollamos resiliencia y perseverancia, que son habilidades esenciales para mantenernos enfocados en nuestros objetivos a largo plazo.

¿Le resultó útil este artículo?
Artículos Relacionados
MaBe Doval
Botón volver arriba