¿Qué hacer cuando se baja la presión de repente?

Si experimenta síntomas recurrentes o preocupantes, no dude en buscar atención médica

La presión arterial es una medida importante de la salud cardiovascular de una persona. Normalmente se mantiene dentro de un rango saludable, pero a veces puede ocurrir una caída repentina de la presión. Esta situación inesperada puede causar síntomas incómodos y preocupación.

Para comprender cómo reaccionar ante una caída repentina de la presión, es importante entender qué sucede en el organismo durante este episodio. Los descensos de presión repentinos ocurren cuando la presión arterial disminuye rápidamente, lo que puede llevar a una disminución en el flujo sanguíneo y oxígeno hacia los órganos vitales. Esto puede provocar una sensación de mareo, desmayo, debilidad y fatiga. Los descensos de presión también pueden afectar el equilibrio y la coordinación, lo que aumenta el riesgo de caídas y lesiones.

Posibles causas de los descensos de presión repentinos

  • Cambios bruscos en la posición corporal: pasar de estar sentado o acostado a levantarse rápidamente puede causar una disminución temporal de la presión arterial.
  • Deshidratación: la falta de líquidos en el organismo puede afectar la presión arterial y provocar descensos repentinos.
  • Medicamentos: ciertos medicamentos, como los utilizados para tratar la hipertensión arterial, pueden causar una caída en la presión arterial como efecto secundario.
  • Problemas cardíacos: condiciones como la bradicardia o la arritmia pueden afectar la presión arterial y causar descensos repentinos.
15 remedios naturales para bajar la presión arterial de forma segura y eficaz - Síntomas de la presión arterial baja
Foto: Freepik

Impacto de los descensos de presión repentinos en el organismo

Además de los síntomas físicos mencionados anteriormente, los descensos de presión también pueden causar cambios en el estado de ánimo, como irritabilidad y ansiedad. Estos episodios pueden afectar la calidad de vida de una persona e interferir con sus actividades diarias. Además, si no se manejan adecuadamente, los descensos de presión pueden llevar a complicaciones más graves, como desmayos y lesiones.

¿Cómo reaccionar cuando se baja la presión?

– Siéntese o recuéstese: al cambiar a una posición más baja, se puede mejorar el flujo sanguíneo hacia el cerebro y reducir la sensación de mareo o desmayo.

– Beba líquidos: si la deshidratación es la causa del descenso de presión, beber agua o una bebida deportiva puede ayudar a restablecer el equilibrio de líquidos en el organismo.

– Eleve las piernas: si es posible, elevar las piernas puede ayudar a redirigir el flujo sanguíneo hacia el corazón y el cerebro.

hinchazón / mala circulación en las piernas / síndrome de la persona rígida / la presión
Foto Freepik

¿Qué hacer cuando se baja la presión en diferentes entornos?

En casa:

  • Mantenga una temperatura ambiente confortable: ambientes demasiado calientes pueden empeorar los descensos de presión, por lo que es importante mantener una temperatura agradable en el hogar.
  • Evite cambios bruscos de posición: al levantarse de la cama o del sofá, hágalo lentamente para evitar una caída repentina de la presión arterial.
  • Hidrátate adecuadamente: asegúrese de beber suficiente agua a lo largo del día para evitar la deshidratación.

En el trabajo:

  • Tome descansos regulares: levántese y muévase cada hora para mejorar la circulación sanguínea.
  • Evite el estrés excesivo: el estrés puede afectar la presión arterial, por lo que es importante encontrar formas de gestionar el estrés en el entorno laboral.
  • Mantenga una postura adecuada: sentarse correctamente en una silla ergonómica puede ayudar a mantener una presión arterial estable.

Durante los viajes:

  • Levántese y camine durante los vuelos largos: la inmovilidad prolongada puede aumentar el riesgo de descensos de presión, por lo que es importante levantarse y moverse de vez en cuando durante los vuelos largos.
  • Evite la deshidratación: beba suficiente agua durante los viajes para mantener una hidratación adecuada.
  • Planifique paradas regulares en los viajes en automóvil: detenerse y estirar las piernas cada pocas horas puede ayudar a prevenir descensos de presión.

Si experimenta descensos de presión arterial recurrentes o severos, es importante buscar atención médica. Este puede realizar pruebas para determinar la causa subyacente de los episodios y recomendar un plan de tratamiento adecuado. No ignore los síntomas y no dude en buscar ayuda médica si es necesario.

Qué hacer cuando se baja la presión de repente
Foto: Freepik

Consejos para manejar la ansiedad o el pánico durante un episodio

  • Respire profundamente: tomar respiraciones lentas y profundas puede ayudar a calmarse y reducir los síntomas de ansiedad.
  • Use técnicas de relajación: practicar técnicas como la meditación puede ayudar a reducir la ansiedad durante los episodios de descenso de presión.
  • Busque apoyo: hablar con un profesional de la salud mental o un grupo de apoyo puede brindarle herramientas adicionales para manejar la ansiedad relacionada con los descensos de presión.
¿Le resultó útil este artículo?
Artículos Relacionados
MaBe Doval
Últimas entradas de MaBe Doval (ver todo)
Botón volver arriba