Por cuánto tiempo se pueden guardar las sobras de la comida de Navidad en la nevera

Si tienes dudas sobre la frescura de las sobras, es mejor ser cauteloso y desecharlas

La cena navideña es una ocasión especial llena de deliciosos platos y alegría. Sin embargo, a menudo nos encontramos con sobras de la comida de Navidad. La pregunta que surge es: ¿por cuánto tiempo podemos guardar estas sobras en la nevera sin preocuparnos por su seguridad alimentaria?

La clave para mantener las sobras frescas y seguras es almacenarlas adecuadamente. Aquí hay algunas pautas que pueden ayudarte. Recuerda que estas son solo pautas generales y siempre es importante usar el sentido común al decidir si una sobra de comida es segura para consumir. Si tienes dudas sobre la frescura de las sobras, es mejor ser cauteloso y desecharlas para evitar cualquier riesgo para tu salud.

cena de navidad / sobras de la comida de Navidad
Foto: Freepik

¿Cómo guardar correctamente las sobras de la comida de Navidad?

– Enfriamiento rápido: Después de la cena, asegúrate de enfriar rápidamente las sobras antes de guardarlas en la nevera. Dividir la comida en porciones más pequeñas y colocarla en recipientes poco profundos ayuda a reducir el tiempo que lleva enfriar los alimentos, evitando así el crecimiento de bacterias.

Además, es importante no dejar que las sobras permanezcan a temperatura ambiente durante mucho tiempo antes de refrigerarlas, ya que esto favorece el desarrollo de microorganismos perjudiciales.

– Almacenamiento adecuado: Una vez que las sobras estén frías, es importante guardarlas de manera adecuada. Utiliza recipientes herméticos para evitar la entrada de aire y evitar la contaminación cruzada. También puedes envolver las sobras en papel de aluminio o film transparente para mantener su frescura. Etiqueta cada recipiente con la fecha en que fue almacenado para tener un mejor control de cuánto tiempo llevan en la nevera.

– Tiempo de almacenamiento: Aunque las sobras de la cena de Navidad pueden resultar tentadoras durante varios días, es importante tener en cuenta que la calidad y seguridad de los alimentos disminuyen con el tiempo.

En general, se recomienda consumir las sobras dentro de los 3-4 días posteriores a su preparación. Pasado este tiempo, los alimentos pueden perder su sabor, textura y nutrientes, y pueden convertirse en un riesgo para la salud si se consumen. Siempre confía en tus sentidos: si algo parece o huele mal, es mejor desecharlo.

cena de navidad
Foto: Freepik

Alimentos que no se deben guardar en la nevera

Aguacates verdes

Debes saber que un aguacate comienza a madurar solo cuando es recogido del árbol. Esto significa que los aguacates duros comprados en el mercado aún no están maduros, y hay que esperar un poco antes de consumirlos. Sin embargo, no confíe en la nevera para acelerar la madurez de la fruta, ya que es principalmente calor lo que necesita. Por otro lado, si la fruta ya está madura o se ha convertido en guacamole, puede ponerla en la nevera para mantenerla por más tiempo.

Patatas

Esta verdura no debe mantenerse en el refrigerador ya que contiene mucho almidón. Sin embargo, se debe saber que el frío ayuda a convertir rápidamente el almidón en azúcar, de modo que las papas que se mantienen en el refrigerador tendrán una consistencia granular y extraña. En lugar de poner las papas en el refrigerador, solo debes guardarlas en un lugar fresco y ventilado. Lo mismo ocurre con los alimentos ricos en almidón como la yuca y la batata.

Ajo

Con respecto al efecto del frío en el ajo, esto en realidad provoca el deterioro de los bulbos debido a la humedad generada por el frío. Mientras siga estando entero, es mejor mantener el ajo en un lugar fresco y no frío. Sin embargo, una vez que el ajo se ha cortado o picado, se puede almacenar en la nevera durante un período de tiempo razonable.

Pan

Al igual que las papas, el pan también es rico en almidón, y es también por esta razón que no se debe poner en el refrigerador. De hecho, en el frío, las moléculas de almidón en el pan se cristalizarán, y esto hará que el pan se ponga duro más rápido. Para el pan, es mejor usar un congelador y un recipiente sellado. El proceso de congelación no cristaliza el almidón y mantiene el pan hasta que se descongela y se vuelve a calentar.

Aceite de oliva

A pesar de que el aceite de oliva se puede mantener por más tiempo que la mayoría de los otros aceites, hay que saber cómo hacerlo correctamente para que sea posible. Una buena conservación significa un lugar fresco y oscuro en un recipiente bien sellado. Se debe excluir el refrigerador porque la refrigeración hace que el aceite se vea turbio y ligeramente sólido. Por supuesto, el aceite volverá a su estado líquido una vez fuera de la nevera, pero pierde su sabor debido a la humedad.

La miel

Al igual que con el aceite de oliva, la refrigeración solo solidificará y alterará la textura de la miel. La miel absorberá más humedad y el producto perderá su calidad. Por lo tanto, la miel se puede almacenar indefinidamente, siempre que se almacene en un lugar seco a temperatura ambiente, y en un recipiente perfectamente cerrado y sellado.

¿Le resultó útil este artículo?
Artículos Relacionados
MaBe Doval
Botón volver arriba