Maniobras para salvar a un niño en caso de que se esté ahogando

Recordemos que la seguridad de los niños es responsabilidad de todos

El ahogamiento es una de las principales causas de muerte de niños en todo el mundo. Saber cómo actuar en caso de que un niño comience a ahogarse puede marcar la diferencia entre la vida y la muerte.

Aprender la maniobra de Heimlich y la RCP es esencial para cualquier persona que cuide de niños. Además, tomar medidas preventivas para evitar el ahogamiento en niños es crucial para garantizar su seguridad. Recordemos que la seguridad de los niños es responsabilidad de todos.

Maniobras para salvar a un niño en caso de que se esté ahogando

Maniobra de Heimlich

La maniobra de Heimlich es una técnica de primeros auxilios que se utiliza para desalojar un objeto extraño que esté bloqueando las vías respiratorias. Es especialmente útil en caso de que un niño se esté ahogando con comida o algún otro objeto pequeño.

Para realizar la maniobra de Heimlich en un niño, siga estos pasos:

  1. Párese detrás del niño y coloque sus brazos alrededor de su cintura.
  1. Coloque un puño cerrado justo encima del ombligo del niño.
  1. Agarre su puño con la otra mano y jale hacia adentro y hacia arriba con fuerza.
  1. Repita hasta que el objeto extraño salga de las vías respiratorias del niño.

Reanimación cardiopulmonar (RCP)

La reanimación cardiopulmonar (RCP) es una técnica de primeros auxilios que se utiliza para mantener la circulación sanguínea y la respiración en una persona que está inconsciente o que no está respirando. Es especialmente útil en caso de que un niño se haya ahogado y esté inconsciente.

Para realizar la RCP en un niño, siga estos pasos:

  1. Coloque al niño sobre una superficie plana y dura.
  1. Coloque una mano en la frente del niño y use la otra mano para levantar su barbilla.
  1. Incline su cabeza hacia atrás para abrir las vías respiratorias.
  1. Coloque su oído justo encima de su boca y nariz para verificar si está respirando.
  1. Si no está respirando, comience la RCP con 30 compresiones torácicas y dos respiraciones de rescate.
  1. Continúe hasta que llegue la ayuda médica o hasta que el niño comience a respirar por sí solo.
niño
Foto: Freepik

Además de estas maniobras, es importante tomar medidas preventivas para evitar el ahogamiento en niños. Algunas recomendaciones son:

  • Nunca dejar a un niño solo cerca de una piscina, bañera, cubeta o cualquier otro cuerpo de agua.
  • Asegurarse de que los niños usen chalecos salvavidas apropiados cuando estén en un bote o en cualquier otra actividad acuática.
  • Asegurarse de que los niños aprendan a nadar a una edad temprana.

Es esencial recordar que la prevención es la mejor manera de evitar el ahogamiento en niños. Aunque estas maniobras son esenciales y pueden salvar la vida de un niño, es importante tomar medidas preventivas para evitar que ocurra un accidente en primer lugar.

Síguenos en Google Noticias
Photo of MaBe Doval

MaBe Doval

Mabe Doval es una reconocida comunicadora social con una pasión innata por la lectura y el estilo de vida. Nació el 15 de abril de 1985 en la ciudad de Santiago, Chile, y desde muy joven mostró un amor por las palabras y la influencia que pueden tener en la sociedad.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba