Los 10 alimentos que debes evitar darle a tu gato

Cuando se trata de cuidar de nuestros queridos gatos, es fundamental proporcionarles una alimentación nutritiva y equilibrada. Sin embargo, algunos alimentos pueden causar más daño que bien si forman parte de su dieta habitual o si se les ofrece como premios. Es importante conocer qué alimentos deben evitarse por completo para preservar la seguridad y la salud de nuestras mascotas. A continuación, te presentamos los 10 alimentos que debes evitar darle a tu gato.

1. Chocolate

chocolate negro
Imagen: freepik

El chocolate contiene teobromina, un compuesto tóxico para los gatos. Dependiendo del tipo de chocolate y la cantidad ingerida, tu gato podría sufrir vómitos, diarrea, ritmo cardíaco anormal, convulsiones e incluso la muerte si consume cantidades suficientes. ¡Mantén todo el chocolate fuera de su alcance!

2. Uvas y uvas pasas

Aunque las pasas y los higos secos son saludables para los humanos, son extremadamente peligrosos para los gatos, ya que pueden causar insuficiencia renal grave en algunos casos. Los síntomas pueden incluir consumo excesivo de agua y orina, seguido de dolor abdominal, pérdida de apetito, deshidratación y, finalmente, la muerte en los días o semanas siguientes a la ingesta de estas golosinas.

3. Pescado crudo

¿Cuál es el pescado que contiene más mercurio? / las piernas y los huesos
Foto: Freepik

El pescado crudo puede contener parásitos como la tenia, que no solo afectan a tu gato, sino que también pueden transmitirse a los humanos a través del contacto con el pelaje o las heces del gato. Además, el pescado crudo contiene una enzima llamada tiaminasa que descompone la tiamina (B1), esencial para la salud de los gatos, lo que hace que el consumo de pescado crudo sea peligroso desde el punto de vista nutricional.

4. Cebolla y ajo

Tanto la cebolla como el ajo pertenecen a la familia Allium y contienen altos niveles de compuestos de azufre llamados tiosulfatos, que pueden causar irritación gastrointestinal en los gatos cuando se consumen en grandes cantidades. El consumo regular de estos alimentos puede incluso provocar anemia debido al daño causado por la falta de glóbulos rojos con el tiempo en el cuerpo de tu gato.

5. Productos lácteos

La forma correcta de guardar el queso en la nevera para que no se dañe
Foto: Freepik

Muchos gatos muestran reacciones adversas cuando consumen productos lácteos, como intolerancia a la lactosa, lo que provoca problemas digestivos como diarrea o vómitos debido a su incapacidad para descomponer la lactosa presente en la leche después de la edad de gatito.

6. Cafeína

La cafeína es altamente tóxica para los gatos, ya que actúa como un estimulante en su sistema nervioso, lo que provoca agitación seguida de aumento de la frecuencia cardíaca y dificultad para respirar en algunos casos si se consume en cantidades suficientes. También provoca orina ácida, lo que puede llevar a la formación de cálculos en la vejiga si se consume regularmente durante un largo período de tiempo. Por lo tanto, es mejor mantener los granos de café fuera del alcance de tus amigos peludos.

7. Huevos y carne cruda

Huevos
Foto Freepik

Aunque algunos dueños de mascotas pueden alimentar a sus gatos con huevos crudos o carne cruda de vez en cuando, estos alimentos generalmente deben evitarse, ya que pueden contener salmonela u otras bacterias que podrían enfermar a tu gato a largo plazo si se consumen con regularidad. También vale la pena mencionar que los huevos crudos pueden interferir con la absorción de vitaminas esenciales en la dieta de un gato, lo que podría llevar a deficiencias nutricionales a largo plazo si se consumen con demasiada frecuencia.

8. Papa cruda

Aunque las papas crudas no parecen ser una merienda improbable para los gatos, en realidad son muy peligrosas. Los gatos, al igual que los humanos, pueden enfermarse al comer papas crudas debido al oxalato de calcio que contienen. Esta sustancia puede acumularse y causar cálculos renales, lo que provoca un fuerte dolor y visitas incómodas al veterinario. En resumen, es mejor que los gatos eviten cualquier producto a base de papas crudas para estar lo más seguros posible.

9. Atún enlatado

Foto Freepik

Darle atún a tus gatos puede ser un cambio emocionante en su alimentación y les puede brindar mucha alegría. Sin embargo, es importante que como dueños seamos conscientes de los peligros potenciales. El atún enlatado contiene demasiadas grasas y sal, y no contiene suficiente taurina, lo que puede llevar a una deficiencia de vitamina E si se consume con demasiada frecuencia. También pueden ocurrir problemas digestivos y los gatos son particularmente propensos a la dependencia alimentaria: cuando comen cierto alimento, puede ser difícil para ellos cambiar su dieta. Por lo tanto, siempre se debe considerar el atún enlatado como una golosina en lugar de un ingrediente básico en la dieta de tu gato.

10. Embutidos

Los embutidos están compuestos por una variedad de proteínas ricas en grasas que pueden causar trastornos gastrointestinales y aumento de peso en los gatos que los consumen regularmente. Cuando decidas darle un alimento especial a tu gato, asegúrate de que sea seguro para él y no corra el riesgo de dañarlo o perturbar su dieta.

En resumen, es importante tener en cuenta que los gatos tienen necesidades dietéticas específicas y algunos alimentos que son seguros para los humanos pueden ser extremadamente peligrosos para ellos. Siempre consulta a tu veterinario antes de introducir nuevos alimentos en la dieta de tu gato y asegúrate de proporcionarle una alimentación equilibrada y saludable para mantenerlo feliz y saludable a largo plazo.

Recuerda que la salud de tu gato es tu responsabilidad, y evitar estos alimentos peligrosos es una forma de demostrarle tu amor y cuidado.

¿Le resultó útil este artículo?
Artículos Relacionados
Angélica Ramos
Botón volver arriba