¿Alguna información? ¿Necesitas contactar al equipo editorial? Envía tus correos electrónicos a [email protected] o ve a nuestro formulario.
Salud

La perimenopausia: Conoce qué es y cómo enfrentar este período de transición hormonal

Es una experiencia única para cada mujer, por lo que es importante encontrar las estrategias que mejor se adapten a tus necesidades

La perimenopausia es el período de transición que precede a la menopausia, el cese definitivo de la menstruación. Durante esta etapa, el cuerpo de la mujer experimenta cambios hormonales que pueden generar diversos síntomas y alteraciones.

Este proceso de transición suele comenzar entre los 40 y 50 años de edad, aunque puede variar de una mujer a otra. La perimenopausia se caracteriza por la fluctuación de los niveles de estrógeno y progesterona, lo que provoca irregularidades en el ciclo menstrual y la aparición de síntomas característicos.

Es importante comprender y conocer esta etapa, ya que puede generar dudas y preocupaciones en las mujeres que la atraviesan. Entender los cambios que se producen y aprender a manejarlos de manera adecuada es fundamental para hacer frente a la perimenopausia de la mejor manera posible.

menopausia / perimenopausia
Foto: Freepik

Síntomas y cambios hormonales durante la perimenopausia

Estos síntomas pueden variar en intensidad y duración de una mujer a otra, y es común que se presenten de forma intermitente o fluctuante durante la perimenopausia.

Irregularidad menstrual:

    • Los períodos pueden ser más cortos, más largos, más abundantes o más escasos.
    • Pueden aparecer saltos en el ciclo, con períodos de amenorrea (ausencia de menstruación) seguidos de períodos.

Sofocos y sudoraciones nocturnas:

    • Sensación de calor intenso, especialmente en el rostro, cuello y pecho.
    • Sudoración profusa, especialmente durante la noche.

Cambios en el estado de ánimo:

    • Irritabilidad, ansiedad, depresión y cambios de humor.
    • Dificultad para concentrarse y problemas de memoria.

Trastornos del sueño:

    • Insomnio, dificultad para conciliar o mantener el sueño.
    • Sueño inquieto y despertares frecuentes durante la noche.

Sequedad vaginal y molestias sexuales:

    • Disminución de la lubricación vaginal, lo que puede causar dolor durante las relaciones sexuales.
    • Pérdida de elasticidad y atrofia de los tejidos vaginales.

Aumento de peso y cambios en la distribución de grasa corporal:

    • Tendencia al aumento de peso, especialmente en la zona abdominal.
    • Dificultad para mantener el peso y la silueta habitual.

Problemas urinarios:

    • Incontinencia urinaria, especialmente ante esfuerzos o risas.
    • Infecciones urinarias recurrentes.
la menopausia / sofocos / perimenopausia
Foto: Freepik

¿Cómo identificar si estás en la perimenopausia?

  • Cambios en el patrón menstrual: Períodos más cortos, más largos, más abundantes o más escasos.
  • Presencia de sofocos y sudoraciones nocturnas.
  • Alteraciones en el estado de ánimo, como irritabilidad, ansiedad o depresión.
  • Dificultades para conciliar o mantener el sueño.
  • Sequedad vaginal y molestias durante las relaciones sexuales.
  • Aumento de peso, especialmente en la zona abdominal.
  • Problemas urinarios, como incontinencia o infecciones recurrentes.

Es importante tener en cuenta que estos síntomas pueden variar en intensidad y duración de una mujer a otra, y que no todas las mujeres experimentarán todos ellos. Si se presentan algunos de estos signos, es recomendable consultar con un médico especialista para confirmar si se está en la perimenopausia y recibir el asesoramiento adecuado.

Foto: Freepik

Cuidados y hábitos saludables durante la perimenopausia

Adoptar un estilo de vida saludable y llevar a cabo ciertos cuidados específicos pueden ayudar a las mujeres a sobrellevar mejor los síntomas y cambios de la perimenopausia. Algunas recomendaciones importantes son:

Alimentación balanceada:

    • Consumir una dieta rica en frutas, verduras, cereales integrales, legumbres, pescado y lácteos bajos en grasa.
    • Limitar el consumo de alimentos procesados, azúcares refinados y grasas saturadas.
    • Asegurar una adecuada ingesta de calcio, vitamina D y ácidos grasos omega-3 para mantener la salud ósea y cardiovascular.

Ejercicio físico regular:

    • Practicar actividad física moderada, como caminatas o natación, al menos 3 veces por semana.
    • El ejercicio ayuda a mantener un peso saludable, fortalecer los huesos y mejorar el estado de ánimo.

Manejo del estrés y la ansiedad:

    • Incorporar técnicas de relajación, como la meditación, la respiración profunda o el yoga.
    • Dedicar tiempo a actividades placenteras y de autocuidado.
    • Buscar apoyo emocional en familiares, amigos o profesionales de la salud mental.

Cuidado de la salud íntima:

    • Utilizar lubricantes íntimos para aliviar la sequedad vaginal.
    • Considerar el uso de terapia hormonal local, si es necesario, bajo supervisión médica.

Descanso y sueño adecuados:

    • Establecer una rutina de sueño regular, evitando el uso de dispositivos electrónicos antes de acostarse.
    • Mantener una temperatura fresca en el dormitorio para reducir las molestias por los sofocos.

Consulta médica periódica:

    • Realizar chequeos ginecológicos anuales para monitorear la salud reproductiva.
    • Discutir con el médico las opciones de tratamiento para aliviar los síntomas de la perimenopausia.

Adoptar estos cuidados y hábitos saludables puede ayudar a las mujeres a transitar la perimenopausia de manera más cómoda y con un mejor control de los síntomas.

¿Le resultó útil este artículo?
Artículos Relacionados
MaBe Doval