Nutrición

Hígado limpio: ¿Cuáles alimentos ayudan a mantenerlo sano?

En definitiva, uno de los órganos más importantes del cuerpo humano es el hígado. Su función básicamente consiste en filtrar y matabolizar todos los alimentos que bebes y comes; por esta razón, el tipo de comida que ingieras afecta directamente a su estado, haciéndolo trabajar menos o más. Es por eso que en este artículo se especifícan cuáles alimentos te ayudarán a mantener un hígado limpio.

Y es que cuando el hígado no está limpio, sino que por el contrario se satura de toxinas, la digestión se vuelve mucho más difícil; también afecta la piel, poniéndola reseca, dificulta la ida al baño regular, e incluso afecta el humor, la energía y la concentración.

Alimentos para tener un hígado limpio y sano:

Hojas verdes

La clorofila es una sustancia que ayuda a rescatar la función normal del hígado. Es desintoxicante de todo el sistema digestivo, incluyendo hígado e intestinos. Se encuentra en los vegetales de hojas verdes como espinacas, perejil, acelga y en súper alimentos como el alga Chlorella.

Pepinos

Consumir a diario pepino en ensaladas, zumos o batidos, acelera la desintoxicación hepática. Puedes mezclarlo con perejil y alguna fruta cítrica y obtienes un zumo detox diurético y laxante. Recuerda dejarle a los pepinos algo de cáscara.

Granos enteros y verduras crucíferas

Son perfectos para depurar y fortalecer tu hígado. Entre los granos enteros saludables tienes la quinoa, la avena en hojuelas, el trigo sarraceno y el mijo. Las crucíferas coliflor, col, brócoli, col de Bruselas son aceleradores enzimáticos y eliminadores de toxinas.

Frutas cítricas y manzana

La vitamina C contenida en frutas como el kiwi, papaya, naranjas y limones estimula al hígado para que produzca las enzimas y la bilis necesarias para que funcione óptimamente. La manzana ayuda a depurarte. Es recomendable comer una al día.

Aguacate y nueces

Ayudan a la depuración hepática por ser ricos en fibras, grasas beneficiosas, minerales y una molécula clave conocida como glutatión que permite que el hígado se depure. Las nueces tienen además arginina, que favorece la eliminación del amoníaco del cuerpo.

Apio, aceitunas verdes y puerro

Con apio puedes hacer una ensalada cruda purificante. Pela el apio y rállalo. Junta pepino, también rallado, perejil, aceitunas verdes y adereza a tu gusto. También puedes cocinarlo al vapor o hacer sopas, agregando puerro.

Alcachofas

Las alcachofas contienen un amargo muy beneficioso para limpiar el hígado. Intenta consumirlas crudas o preparadas al vapor, varias veces a la semana. Solo aderézalas con limón para disfrutar de todas sus bondades.

Pimientos y espárragos

Lo recomendables es consumirlos 3 a 4 veces por semana para mantener limpio el hígado. Los pimientos puedes comerlos crudos, guisados, horneados o asados. Los espárragos prepáralos al vapor, al horno, salteados o en crema baja en grasas.

También te puede interesar leer; Estos 10 alimentos ayudan a reducir el colesterol malo

Taboola

Botón volver arriba