Cocina Recetas

Galletas Dalgona: La receta de las galletas de “El Juego del calamar”

Se trata de las galletas de Squid Game, también conocidas como el Juego del Calamar, la serie surcoreana de la que todo el mundo habla y que es un éxito mundial. En este drama, que no ha dejado indiferente a nadie, un grupo de ciudadanos, que sufren una terrible situación económica, tienen la oportunidad de saldar todas sus deudas participando en el Juego del Calamar, un macabro juego en el que arriesgan su propia vida.

Los participantes tendrán que enfrentarse a diferentes pruebas, todas ellas basadas en juegos infantiles coreanos aparentemente inocentes, y en una de ellas, la galleta Dalgona resultará decisiva. Dalgona, en coreano, significa «es dulce» y es una galleta absolutamente deliciosa, muy ligera, crujiente y con un intenso sabor a caramelo. Se hace con sólo dos ingredientes, pero hay que seguir una determinada técnica para tener éxito.

Esta receta se basa en ciertos pasos y tiempos de cocción. Esta galleta es un éxito entre los niños coreanos que, según la tradición, tienen que comerla sin romper la forma que la galleta tiene dibujada en el centro (una estrella, un animal, un círculo, un paraguas como el que aparece en las galletas de la serie…).

¿Quieres saber cómo hacer galletas Dalgona de caramelo para intentar hacerlas en casa? En este artículo te damos las claves de la receta para que puedas disfrutarlas mientras intentas superar uno de los retos del Juego del Calamar.

Ingredientes:

  • ½ kilo de azúcar blanca (para unas 10 galletas)
  • 20 gramos de bicarbonato

Utiliza un sartén antiadherente en perfectas condiciones que te garantice poder caramelizar el azúcar sin riesgo alguno de que se pegue.

Pasos a seguir:

  • Sólo hay dos ingredientes en esta receta, pero hay que manejarlos con precisión si se quiere que las galletas Dalgona tengan la textura y el sabor adecuados. Lo primero que hay que hacer es calentar el azúcar en una sartén a fuego medio para que empiece a derretirse y caramelizarse.

Es fundamental remover con suavidad y constantemente para evitar que el azúcar se queme y se pegue a la sartén. Vigila el fuego y cuando el azúcar empiece a caramelizarse, apágalo. Sólo le llevará unos minutos.

  • Justo después de apagar el fuego, añadir el bicarbonato y mezclar rápidamente. La reacción entre los dos ingredientes hará que la mezcla haga espuma durante unos segundos (es normal). Es imprescindible que añadas el bicarbonato cuando el azúcar está todavía muy caliente porque cuando empiece a enfriarse cristalizará rápidamente y no podrás moldearlo. El bicarbonato es lo que da a la Dalgona su especial textura ligera.
  • Vierte la mezcla líquida que has obtenido en una bandeja de horno cubierta con papel de hornear. Aplanar, si es necesario, con una espátula de cocina o con un molde y, antes de que se enfríe, recortar las galletas como se desee. Puedes hacerlo con un cuchillo, un cortador de pizza o un molde para darles forma cuadrada o redonda.

También puedes poner un palito (como los que se usan para hacer helados) en cada una, para poder comerlas como si fueran caramelos.

  • Por último, y muy rápidamente para que la mezcla esté aún un poco caliente, deberá dibujar la forma que desee en el centro de cada galleta, ya sea con la punta de un cuchillo o utensilio similar, o con un pequeño molde.

Los diseños del Juego del Calamar son el círculo, el triángulo, la estrella y el paraguas, pero puedes hacer las formas con moldes que ya tengas en casa o con los que quieras comprar. Lo importante es no presionar demasiado para no cortar la galleta, sólo dejar la marca.

  • Espera a que se enfríen por completo y ¡ya están listas! Así podrás asumir el reto de comerlas sin romper el molde. ¿Lo vas a probar? No te preocupes, si no lo consigues, no te pasará nada malo, como ocurre en el juego, y tendrás la oportunidad de volver a intentarlo y disfrutar de otra deliciosa galleta Dalgona.

También puedes leer: El mejor truco para evitar la picazón de los ojos cuando se corta cebolla

 

 

Taboola

Botón volver arriba