¿Alguna información? ¿Necesitas contactar al equipo editorial? Envía tus correos electrónicos a [email protected] o ve a nuestro formulario.
Bienestar

6 frases que suelen pronunciar las personas infieles

La infidelidad es un tema delicado y complejo que afecta a muchas parejas. Detrás de los engaños y la traición, a menudo se esconden necesidades emocionales insatisfechas, una búsqueda de novedad sexual o una necesidad de validación personal. Los infieles pueden sufrir de problemas de salud emocional sin resolver, como trastornos de apego o adicciones sexuales. Lamentablemente, una historia previa de infidelidad aumenta la probabilidad de que se repita.

Los individuos con problemas de control de impulsos o trastornos psiquiátricos no diagnosticados también tienen más probabilidades de ser infieles. Esta combinación de factores crea un entorno ideal para la infidelidad, donde los infractores a menudo utilizan frases evasivas y racionalizaciones para encubrir sus acciones. La infidelidad crónica afecta tanto al engañador como a la persona engañada, y simplemente no es saludable para nadie involucrado.

Cómo identificar a una pareja infiel

Pero, ¿cómo podemos identificar a una persona infiel? La clave está en prestar atención a lo que dicen. Ciertas frases pueden revelar mucho sobre sus verdaderas intenciones y prioridades. Veamos algunas de las más comunes:

  • «Estoy trabajando hasta tarde esta noche»

Esta mentira le permite a la persona infiel ocultar sus ausencias y manejar las expectativas de su pareja. Detrás de esta excusa se esconde la búsqueda de novedad sexual y relaciones extramatrimoniales.

  • «Eres demasiado celoso/a»

El infiel tiende a dar la vuelta a la situación a su favor, minimizando sus propios comportamientos sospechosos y manteniendo un control emocional. Aquellos que han engañado a parejas anteriores tienen más probabilidades de volver a hacerlo.

  • «Es solo un amigo/a»

Al minimizar la relación, el infiel busca normalizar y ocultar la intimidad que comparte con otra persona. Esto enmascara su necesidad de novedad y emoción.

  • «El problema no eres tú, soy yo»

Esta frase sirve para justificar la infidelidad. Señala una insatisfacción emocional y una necesidad de validación externa. Problemas de salud emocional no resueltos pueden ser una causa subyacente.

  • «¿Por qué no confías en mí?»

Es común que una persona infiel intente hacernos sentir culpables. Al desviar la atención, esconde sus acciones y crea un sentimiento de culpa en el otro. Manipular la dinámica de la relación es una característica de la infidelidad.

  • «La monogamia está sobrevalorada»

Al desvalorizar la importancia de la fidelidad, la persona infiel racionaliza sus acciones. Esta frase puede interpretarse como una falta de compromiso.

Las raíces de la infidelidad

Detrás de estas frases se esconden diversas motivaciones y problemas subyacentes. Los infieles a menudo sufren de necesidades emocionales no satisfechas, una búsqueda de novedad sexual o una necesidad de validación personal. Problemas de salud mental, como trastornos de apego o compulsiones sexuales, pueden ser factores contribuyentes.

Además, una historia previa de infidelidad aumenta significativamente las probabilidades de que se repita. Aquellos con problemas de control de impulsos o trastornos psiquiátricos no diagnosticados también tienen más probabilidades de ser infieles.

Consecuencias de la infidelidad

La infidelidad crónica afecta a ambas partes, y no es saludable para nadie involucrado. Puede despertar problemas antiguos en la pareja y mantenerlos en un ciclo de negatividad. Por el contrario, una relación sana puede ayudarnos a superar nuestros traumas.

Es importante elegir a una pareja que se preocupe por su bienestar psicológico. Evitar a aquellos que esconden sus teléfonos o dispositivos electrónicos y tratan de culparnos por su falta de confianza. La infidelidad es un comportamiento complejo que requiere una comprensión profunda y un abordaje empático.

¿Le resultó útil este artículo?
Artículos Relacionados
Angélica Ramos