Estos son los aromas que los perros odian y pocos conocen

Observa a tu mascota y aprende sobre sus preferencias

Los perros son conocidos por su increíble sentido del olfato. Esta habilidad, que es muchas veces más potente que la nuestra, les permite detectar olores y aromas que los humanos ni siquiera podemos percibir. Pero, ¿sabías que hay ciertos olores que los perros realmente odian? Aunque pueda parecer contra-intuitivo, hay algunos aromas que son particularmente desagradables para nuestros amigos de cuatro patas.

Es importante recordar que cada perro es único y puede tener sus propias preferencias de olores. Sin embargo, si has notado que tu mascota parece particularmente molesto por un olor, podría valer la pena intentar eliminar ese olor de su entorno. Observa a tu mascota y aprende sobre sus preferencias, esto te permitirá asegurarte de que esté lo más cómoda y feliz posible en su hogar.

perros / perro
Foto: Freepik

Aromas que los perros odian

– Cítricos: Los perros generalmente encuentran los olores cítricos, como el limón o la naranja, muy fuertes y desagradables. La intensidad de estos olores puede ser abrumadora para su sensible nariz. Es posible que hayas notado que tu perro se aleja cuando pelas una naranja o si tienes un ambientador de cítricos en casa.

– Productos de limpieza: Los productos de limpieza fuertes tienen olores químicos que pueden ser muy desagradables para ellos perros. Si bien estos productos pueden ser efectivos para la limpieza, su olor puede ser perjudicial para tu perro. Siempre es mejor usar productos de limpieza amigables con las mascotas cuando sea posible.

Foto: Freepik

– Vinagre: Es otro olor que los perros tienden a evitar. Aunque puede ser un excelente aliado para la limpieza del hogar, su fuerte olor puede ser molesto para tu amigo canino. Ten cuidado de no usarlo en exceso alrededor de él, especialmente si estás utilizando vinagre para limpiar sus juguetes o su cama.

– Pimienta: Al igual que los humanos, los perros también encuentran el olor de la pimienta irritante. La pimienta puede provocar una sensación de ardor o picazón en la nariz de tu perro, lo que le causa incomodidad. Por eso, es recomendable evitar su uso o productos que contengan este ingrediente en áreas donde tu perro pasa mucho tiempo.

– Perfumes fuertes: O los ambientadores pueden ser abrumadores para el agudo sentido del olfato de los canes. Imagina que estás en una habitación llena de un olor que encuentras intensamente fuerte – esa es la experiencia de un perro con un perfume fuerte.

perfume / perros
Foto: Freepik

Cosas poco conocidas que producen miedo en los perros

Ruidos de baja frecuencia

Los perros tienen una audición muy aguda y son sensibles a los sonidos de baja frecuencia que nosotros, los humanos, no podemos escuchar. Algunos ejemplos de ruidos de baja frecuencia que pueden asustar a los perros son los truenos distantes, el ruido de las tuberías o incluso el zumbido de algunos electrodomésticos.

El hecho de que estos ruidos sean inaudibles para nosotros no significa que no tengan un impacto en nuestros amigos peludos. Estos ruidos pueden generar en ellos una sensación de inseguridad y ansiedad, por lo que es importante estar atentos a su reacción y brindarles el apoyo necesario.

Sombras y siluetas

Aunque a nosotros nos pueden parecer inofensivas, las sombras y las siluetas pueden generar miedo en los perros. Esto se debe a que su visión es diferente a la nuestra y pueden interpretarlas como amenazas potenciales. Los perros dependen en gran medida de su sentido de la vista para evaluar su entorno, por lo que una sombra en movimiento repentino puede resultarles perturbadora.

Es importante recordar que cada perro es único y puede tener diferentes niveles de sensibilidad hacia las sombras y siluetas. Algunos pueden simplemente ignorarlas, mientras que otros pueden reaccionar con miedo o agresividad. Como dueños responsables, debemos estar atentos a las reacciones de nuestros perros y brindarles tranquilidad y seguridad cuando se sientan perturbados por estas figuras.

Objetos en movimiento repentino

Los perros pueden asustarse con objetos que se mueven de forma repentina, como una bicicleta pasando rápidamente o una pelota rodando por el suelo. Estos movimientos imprevistos pueden desencadenar su instinto de protección y hacerles sentir inseguros.

Es importante tener en cuenta que los perros tienen un sentido de anticipación del movimiento, por lo que un objeto en movimiento repentino puede desequilibrarlos y generarles un miedo irracional.

Como dueños, debemos ser conscientes de ello y evitar exponerlos a situaciones que puedan causarles estrés o temor. Además, es fundamental enseñarles a través de un entrenamiento adecuado cómo reaccionar ante estos estímulos para que se sientan más seguros y confiados en su entorno.

2.7/5 - (3 votos) ¿Le resultó útil este artículo?
Artículos Relacionados
MaBe Doval
Botón volver arriba