Estos síntomas pueden anunciar la esclerosis múltiple 5 años antes

La esclerosis múltiple (EM) es una enfermedad inflamatoria del sistema nervioso central que afecta a la mielina, la capa protectora de los nervios. Se considera una enfermedad autoinmune, ya que el sistema inmunológico ataca a la mielina del propio cuerpo.

La EM es la segunda causa más común de discapacidad adquirida en adultos jóvenes y afecta a más de 2,8 millones de personas en todo el mundo, según la Organización Mundial de la Salud (OMS). Sin embargo, un estudio reciente publicado en la revista científica Neurology sugiere que es posible detectar ciertos síntomas de la EM varios años antes de que se realice el diagnóstico. Esto podría permitir anticiparse a la aparición de la enfermedad antes de que las lesiones sean visibles en una resonancia magnética.

La importancia de detectar la EM en etapas tempranas

Una de las principales dificultades de la esclerosis múltiple es que no existe una correlación precisa entre la gravedad de las lesiones nerviosas y los síntomas que experimentan los pacientes. Esto limita nuestra capacidad para predecir la evolución de la enfermedad. Por lo tanto, el objetivo actual es detectar la EM lo antes posible, incluso antes de que las lesiones sean visibles en una resonancia magnética, con la esperanza de retrasar la aparición de la discapacidad.

La fase prodromica de la EM

Varias investigaciones han sugerido que algunos pacientes experimentan síntomas sutiles hasta diez años antes del diagnóstico de esclerosis múltiple. Esto se conoce como la «fase prodromica» de la enfermedad, en la cual la EM se está desarrollando de forma discreta. Comprender mejor estos primeros síntomas podría ayudar a los investigadores a determinar el momento exacto en que comienza el proceso inflamatorio que causa las lesiones en el sistema nervioso central.

Síntomas que podrían indicar la presencia de esclerosis múltiple

Un estudio llevado a cabo por el profesor Céline Louapre comparó los datos médicos de más de 20,000 pacientes con esclerosis múltiple, 54,790 pacientes sin la enfermedad y más de 30,000 pacientes con otras dos enfermedades autoinmunes que afectan principalmente a mujeres jóvenes. Los resultados revelaron que cinco síntomas estaban significativamente asociados con un diagnóstico posterior de esclerosis múltiple: depresión, trastornos sexuales, estreñimiento, cistitis e infecciones del tracto urinario.

Estos síntomas podrían considerarse signos clínicos tempranos relacionados con el sistema nervioso en pacientes que posteriormente serán diagnosticados con esclerosis múltiple. Además, la presencia de estos síntomas persistió y aumentó durante los cinco años siguientes al diagnóstico. Sin embargo, es importante tener en cuenta que estos signos no son suficientes para realizar un diagnóstico precoz por sí solos, pero podrían brindar una mayor comprensión de los mecanismos de la enfermedad.

Avances en la detección temprana de la EM

Los resultados de este estudio respaldan la idea de que la enfermedad comienza mucho antes de la aparición de los síntomas neurológicos clásicos de la esclerosis múltiple. Detectar y comprender estos síntomas tempranos podría ser fundamental para desarrollar métodos de detección más precisos y efectivos en etapas tempranas de la enfermedad.

En conclusión, la esclerosis múltiple es una enfermedad compleja que afecta a muchas personas en todo el mundo. Detectar la enfermedad en sus etapas iniciales es crucial para retrasar la aparición de la discapacidad y mejorar la calidad de vida de los pacientes. Aunque aún queda mucho por aprender sobre la EM, los avances en la identificación de síntomas tempranos y la comprensión de los mecanismos subyacentes de la enfermedad son un paso importante hacia el diagnóstico y tratamiento más tempranos.

¿Le resultó útil este artículo?
Artículos Relacionados
Angélica Ramos
Botón volver arriba