¿Alguna información? ¿Necesitas contactar al equipo editorial? Envía tus correos electrónicos a [email protected] o ve a nuestro formulario.
Bienestar

¡Cuidado! Los peligros de despertar a un sonámbulo

¿Es realmente peligroso despertar a un sonámbulo? A lo largo de los años, hemos escuchado advertencias sobre los riesgos de interrumpir el sueño de alguien que camina mientras duerme. Sin embargo, ¿qué hay de cierto en esto? Hoy en Revista Mag, te contaremos qué sucede realmente cuando despiertas a un sonámbulo, desmitificando creencias y ofreciéndote consejos seguros para manejar estas situaciones. Además, entenderás mejor por qué ocurre el sonambulismo y cómo puedes apoyar a quienes lo experimentan.

¿Qué es el sonambulismo?

El sonambulismo es un trastorno del sueño en el cual una persona se levanta de la cama y camina o realiza otras actividades mientras aún está dormida. Es un fenómeno fascinante que ha desconcertado a la humanidad durante siglos.

Definición del sonambulismo

El sonambulismo se caracteriza por comportamientos complejos durante el sueño profundo de una persona, que pueden incluir caminar, hablar, comer e incluso conducir un automóvil, todo mientras permanece inconsciente. Este trastorno del sueño puede ocurrir en cualquier momento durante la noche y a menudo es desencadenado por factores como el estrés, la falta de sueño o ciertos medicamentos.

Foto: Freepik

Causas del sonambulismo

Aunque no se conoce con certeza la causa exacta del sonambulismo, se cree que factores genéticos, trastornos del sueño, altos niveles de ansiedad y el consumo de alcohol pueden desempeñar un papel en su desarrollo. El sonambulismo también puede estar relacionado con el desarrollo del sistema nervioso central en la infancia y tiende a ser más común en niños que en adultos.

Frecuencia en la población

El sonambulismo es más común de lo que se piensa, afectando aproximadamente al 15% de la población. Aunque es más frecuente en niños, también puede ocurrir en adultos, especialmente en aquellos que experimentan altos niveles de estrés o que tienen antecedentes familiares de sonambulismo. A pesar de su prevalencia, el sonambulismo sigue siendo un fenómeno enigmático que despierta la curiosidad de muchos.

Riesgos de despertar a un sonámbulo

Despertar a un sonámbulo puede acarrear ciertos riesgos y peligros, ya que la persona en este estado se encuentra en un estado de sueño profundo y puede reaccionar de manera impredecible al despertar de forma abrupta.

Reacciones y posibles peligros

Cuando se despierta a un sonámbulo, es importante tener en cuenta que pueden experimentar confusión, desorientación e incluso actuar de forma agresiva debido a la interrupción de su ciclo de sueño. Al despertar bruscamente, el sonámbulo puede reaccionar con miedo, agresividad o realizar acciones peligrosas sin ser consciente de lo que está haciendo.

Consejos para evitar riesgos

Para evitar posibles riesgos al despertar a un sonámbulo, es fundamental seguir ciertas recomendaciones. En primer lugar, si te encuentras con un sonámbulo, es importante tratar de guiarlo suavemente de regreso a la cama sin despertarlo bruscamente. Evita gritar o sacudir bruscamente a la persona, ya que esto podría desencadenar una reacción negativa.

Otro consejo importante es asegurarse de que el entorno del sonámbulo sea seguro, eliminando objetos afilados, peligrosos o que puedan causar daño. Mantén las puertas y ventanas cerradas para evitar que el sonámbulo salga y se ponga en situaciones de riesgo. Además, es recomendable consultar con un especialista si los episodios de sonambulismo son frecuentes o representan un peligro constante para la persona.

Cómo manejar la situación

Despertar a un sonámbulo puede ser una experiencia desconcertante, pero es crucial saber cómo manejar la situación de manera segura y efectiva. A continuación, te presentamos un protocolo de actuación y te indicamos cuándo es necesario buscar ayuda profesional.

Protocolo de actuación

Cuando te encuentres con un sonámbulo en plena actividad, es fundamental mantener la calma y seguir estos pasos:

  • No intentes despertarlo bruscamente: Despertar a un sonámbulo de forma abrupta puede resultar en confusión o incluso reacciones agresivas. Lo mejor es guiarlo suavemente de regreso a la cama.
  • Evita el contacto físico excesivo: Es importante no asustar al sonámbulo con movimientos bruscos o abrazos. Mantén una distancia segura para evitar despertarlo abruptamente.
  • Cuida su seguridad: Asegúrate de que el entorno del sonámbulo esté seguro y libre de obstáculos que puedan causarle daño. Si es necesario, acompáñalo de regreso a la cama para evitar posibles caídas.

¿Cuándo buscar ayuda profesional?

Si los episodios de sonambulismo son frecuentes o si el sonámbulo presenta comportamientos peligrosos durante sus episodios, es recomendable buscar ayuda profesional. Algunos signos de que es necesario consultar a un especialista son:

  • Episodios recurrentes: Si el sonambulismo ocurre con frecuencia y afecta la calidad de vida del individuo, es recomendable buscar la opinión de un médico especialista.
  • Comportamientos peligrosos: Si el sonámbulo realiza acciones peligrosas durante sus episodios, como salir de casa o manipular objetos peligrosos, es importante buscar orientación médica para garantizar su seguridad.

Recuerda que cada caso de sonambulismo es único, por lo que es fundamental evaluar la situación de manera individualizada y buscar el apoyo necesario para garantizar el bienestar del sonámbulo.

¿Le resultó útil este artículo?
Artículos Relacionados
Dany Fernandez