Consejos simples para prevenir caídas

La actividad física puede ayudar mucho a prevenir las caídas.

PROGRAMA UNA CITA MÉDICA

La recomendación de Mayo Clinic, que es una entidad sin ánimo de lucro dedicada a la práctica clínica, la educación y la investigación, es comenzar programando una cita con tu proveedor de atención médica. Para evaluar los riesgos y analizar las estrategias de prevención de caídas, es posible que el proveedor de atención médica quiera hablar de lo siguiente:

Tus medicamentos. Haz una lista de tus medicamentos y suplementos con o sin receta médica, o llévalos a la cita médica. El proveedor de atención médica puede revisar tus medicamentos en busca de efectos secundarios e interacciones que puedan aumentar el riesgo de caerte.

CAÍDAS PREVIAS

Anota los detalles, incluyendo cuándo, dónde y cómo te caíste. Prepárate para hablar de los casos en los que casi te caíste, pero alguien te agarró o tú lograste sujetarte de algo justo a tiempo.

Detalles como estos pueden ayudar a tu proveedor de atención médica a identificar estrategias específicas de prevención de caídas.

MANTENTE EN MOVIMIENTO

La actividad física puede ayudar mucho a prevenir las caídas. Con la aprobación del proveedor de atención médica, considera hacer actividades como caminar, hacer ejercicios acuáticos o practicar tai chi, un ejercicio suave que involucra movimientos lentos y elegantes similares a los de un baile. Estas actividades reducen el riesgo de caídas al mejorar la fuerza, el equilibrio, la coordinación y la flexibilidad.

Si evitas la actividad física porque temes que aumente la probabilidad de que te caigas, infórmaselo al proveedor de atención médica.

USA ZAPATOS CÓMODOS

Considera cambiar tu calzado como parte de tu plan de prevención de caídas. Tacones altos, pantuflas flexibles y zapatos con suelas resbaladizas pueden hacer que resbales, tropieces y caigas. Lo mismo puede pasar al caminar en medias.

En su lugar, usa zapatos planos, resistentes y bien ajustados con suelas antideslizantes. Los zapatos adecuados también pueden reducir el dolor en las articulaciones.

QUITA DE LA CASA CUALQUIER COSA QUE PUEDA SER PELIGROSA

Echa un vistazo a tu casa en busca de posibles riesgos de caída. Para hacer que tu hogar sea más seguro, haz lo siguiente: Retira las cajas, los periódicos, los cables eléctricos y los cables telefónicos de los pasillos.

Retira las mesas de café, los estantes para revistas y las macetas con plantas de las áreas de gran circulación. Asegura las alfombras sueltas con cinta adhesiva de doble cara, tachuelas o una base antideslizante, o retíralas de tu casa. Repara las tablas de madera sueltas y las alfombras de inmediato.

 USA DISPOSITIVOS DE ASISTENCIA

El proveedor de atención médica podría recomendarte que uses un bastón o un andador para mantener la estabilidad. Existen otros dispositivos de asistencia que también pueden ayudar. Por ejemplo:

  • Pasamanos para ambos lados de las escaleras
  • Peldaños antideslizantes para escalones de madera desnuda
  • Un asiento de inodoro elevado o con apoyabrazos
  • Barras de agarre para la ducha o la bañera
  • Un asiento de plástico resistente para la ducha o la bañera, además de una boquilla de ducha manual para bañarse mientras se está sentado
Síguenos en Google Noticias
Botón volver arriba