¿Cómo volver a una alimentación más saludable tras excesos de Navidad y Año Nuevo?

Se trata de adoptar hábitos alimentarios sostenibles

Las festividades de Navidad y Año Nuevo suelen estar llenas de comidas deliciosas y tentadoras. Sin embargo, es común que después de estos excesos nos sintamos algo desequilibrados y con la necesidad de volver a una alimentación más saludable. Aquí te presentamos algunas claves para retomar hábitos saludables después de las fiestas.

Recuerda que volver a la comida saludable no significa hacer dietas restrictivas o extremas. Se trata de adoptar hábitos alimentarios sostenibles y disfrutar de una variedad de alimentos nutritivos. ¡Empieza poco a poco y verás cómo te sientes mejor!

bajar de peso / regla 80/20 / ejercicio / rostro / dieta vegana / desayuno / retención de líquidos / alimentos procesados / alimentación más saludable
Foto: Freepik

Claves para volver a una alimentación más saludable

1. Hidrátate adecuadamente

Es importante asegurarse de mantenerse bien hidratado. El consumo suficiente de agua ayuda a eliminar toxinas del cuerpo y a regular el funcionamiento adecuado del sistema digestivo. Intenta beber al menos 8 vasos de agua al día. Puedes agregarle un poco de limón o menta para darle sabor.

2. Incrementa el consumo de frutas y verduras

Después de los excesos, es fundamental aumentar la ingesta de frutas y verduras frescas. Estos alimentos son ricos en vitaminas, minerales y antioxidantes, y nos proporcionan los nutrientes necesarios para una buena salud. Intenta incorporar al menos 5 porciones de frutas y verduras al día. Puedes incluir una ensalada colorida en cada comida y tener siempre frutas frescas a mano para los snacks.

alimentación más saludable
Foto: Freepik

3. Vuelve a una alimentación balanceada

Es momento de volver a una alimentación balanceada y variada. Incluye alimentos de todos los grupos: cereales integrales, proteínas magras, lácteos bajos en grasa y grasas saludables. Evita los alimentos procesados y opta por preparar tus comidas en casa con ingredientes frescos y naturales. Puedes probar nuevas recetas saludables y experimentar con diferentes especias para darle sabor a tus platos.

4. Planifica tus comidas

Una buena planificación de las comidas te ayudará a mantener una alimentación saludable. Organiza tus menús semanales, haz una lista de compras y asegúrate de tener ingredientes saludables disponibles.

Esto te permitirá evitar caer en tentaciones y comer de forma más consciente. Además, puedes preparar tus comidas con anticipación y guardarlas en recipientes individuales para tener opciones saludables listas para consumir durante la semana.

alimentación más saludable
Foto: Freepik

5. Practica actividad física regularmente

Además de cuidar nuestra alimentación, es importante mantenernos activos físicamente. Encuentra una actividad que te guste y que puedas disfrutar regularmente. Puede ser caminar, correr o cualquier otra actividad que te haga mover el cuerpo. Esto te ayudará a mantener un equilibrio entre la ingesta de alimentos y la quema de calorías. Intenta hacer al menos 30 minutos de ejercicio al día, ya sea en casa o al aire libre.

cardio
Foto: Freepik

Las mejores frutas para incluir en el desayuno y bajar de peso

Plátanos

Son una excelente fuente de energía natural y contienen altos niveles de potasio, que es importante para el funcionamiento adecuado de los músculos y los nervios. Además, te ayudarán a sentirte saciado y evitar los atracones de comida. Puedes comer un plátano solo, agregarlo a tu yogur o hacer un delicioso batido de plátano con leche y hielo.

Manzanas

Son bajas en calorías y ricas en fibra, esta fruta te ayudará a sentirte satisfecho por más tiempo y controlar tus antojos de comida. Además, son una excelente fuente de vitamina C, que fortalece el sistema inmunológico y ayuda en la absorción de hierro. Puedes disfrutar de una manzana entera o agregarla a tu batido o ensalada de frutas.

Fresas

Son bajas en calorías y ricas en antioxidantes, que ayudan a proteger el cuerpo del daño causado por los radicales libres. También son una gran fuente de vitamina C, que fortalece el sistema inmunológico y promueve la salud de la piel. Puedes disfrutar de las fresas frescas como un refrigerio por sí solas, agregarlas a tus cereales o mezclarlas en un batido.

Kiwis

Son una excelente fuente de fibra y vitamina C. Además, tienen un alto contenido de agua, lo que los convierte en una opción refrescante y saciante para el desayuno. La fibra en los kiwis ayuda a mantener la salud digestiva y promueve la sensación de saciedad. Puedes cortar un kiwi en rodajas y agregarlo a tu yogur o cereal, o simplemente disfrutarlo solo.

Piñas

Las piñas son bajas en calorías y contienen una enzima llamada bromelina, que ayuda a la digestión de las proteínas y puede ayudar en la pérdida de peso. También son una fuente de vitamina C y manganeso, que son importantes para la salud del sistema inmunológico y el metabolismo. Puedes disfrutar de la piña fresca picada en trozos, agregarla a tus batidos o hacer un delicioso jugo.

¿Le resultó útil este artículo?
Artículos Relacionados
MaBe Doval
Botón volver arriba