Estilo de vida

Cómo quemar el doble de calorías con el ejercicio en las mañanas

Si eres de los que hacen ejercicio en las mañanas, seguramente en algún momento te has preguntado si debes comer antes o después de hacer ejercicio; y aunque no lo creas, la respuesta a esto puede también ser la respuesta a cómo quemar el doble de calorías con el ejercicio en la mañana.

Lo primero que debes saber, es que comer antes de hacer ejercicio eleva los niveles de azúcar en la sangre; dando al cuerpo combustible para aumentar la intensidad y la duración de un entrenamiento. Además, evita que te canses o te marees. Mientras que, comer después del ejercicio puede hacerte quemar más grasa ¿Pero entonces cómo se logra quemar el doble de calorías?

La respuesta la encontraron investigadores británicos con un pequeño estudio publicado recientemente. Este respalda la teoría de que es mejor desayunar después de hacer ejercicio. De un grupo de 30 hombres con sobrepeso u obesos, los que hacían actividad física antes del desayuno, lograron quemar el doble de calorías que los hombres que desayunaban antes de hacer ejercicio.

¿Por qué se queman más calorías entrenando en ayunas?

Hacer ejercicio en ayunas (sin combustible), obliga al cuerpo a recurrir a los carbohidratos almacenados, y cuando esos carbohidratos desaparecen rápidamente, es el turno de las células de grasa. El grupo de «comer después» no perdió más peso que el grupo de «comer antes» durante las seis semanas del estudio.

Los investigadores observaron que había efectos «profundos y positivos» en la salud del grupo de ayuno. Saltarse las comidas antes de hacer ejercicio hizo que los músculos de los hombres fueran más sensibles a la insulina, que controla los altos niveles de azúcar en la sangre, reduciendo el riesgo de diabetes y enfermedades cardíacas. El grupo que se ejercitó antes del desayuno aumentó su capacidad de respuesta a la insulina, lo que es aún más notable si se tiene en cuenta que ambos grupos siguieron perdiendo peso y ambos ganaron una cantidad similar de vitalidad, dijo el investigador Javier González, profesor asociado del Departamento de Salud de la Universidad de Bath.

Después de que el esfuerzo adopte la regla de las 4R de la recuperación:

  • Rehidratarse,
  • reabastecer,
  • arreglar
  • fortalecer

Dentro de 15 a 30 minutos, comer una comida con una proporción de 4:1 de carbohidratos de alta calidad a la proteína. Opte por la fruta, como el yogur griego bajo en grasa mezclado con un plátano y un poco de proteína en forma de huevos.

También te puede interesar leer: Por qué no debes comer rápido: las consecuencias de hacerlo

Botón volver arriba