¿Cómo calmar el ardor de las quemaduras con remedios caseros?

Recuerda que son principalmente para quemaduras leves

Las quemaduras son, sin lugar a duda, una de las lesiones más comunes y dolorosas que pueden sufrir las personas en su vida cotidiana. Estas pueden ocurrir por múltiples razones, desde un accidente en la cocina hasta una exposición prolongada al sol. Sin embargo, hay varios remedios caseros que pueden ser de gran ayuda para aliviar el ardor y acelerar el proceso de curación.

Es importante recordar que estos remedios son principalmente para quemaduras leves. Si tienes una quemadura grave, o si la quemadura es causada por electricidad o productos químicos, debes buscar atención médica inmediatamente. No intentes tratar estas quemaduras tú mismo, ya que podrías empeorar la situación.

piel quemada por el sol / tomar el sol / sábila / Cómo calmar el ardor de las quemaduras con remedios caseros
Foto: Freepik

Remedios caseros para calmar el ardor de las quemaduras

Agua fresca: Es una de las formas más eficaces de tratar una quemadura de inmediato. Lo primero que debes hacer cuando te quemas es colocar la zona afectada bajo agua fresca durante 10 a 15 minutos. Esto ayudará a enfriar la piel y a reducir el dolor, minimizando así el daño que puede causar el calor. No uses hielo, ya que puede empeorar la quemadura.

Gel de aloe vera: Es una planta que ha sido valorada durante siglos por sus propiedades medicinales. En particular, es conocido por sus propiedades antiinflamatorias y cicatrizantes, que son especialmente útiles cuando se trata de quemaduras. Aplica gel de aloe vera en la quemadura varias veces al día para aliviar el ardor y promover la curación.

sábila / quemaduras
Foto: Freepik

Miel: Además de ser deliciosa, tiene propiedades antibacterianas y antiinflamatorias que pueden ser muy beneficiosas para tratar las quemaduras. Para usarla, simplemente aplica una capa fina de miel en la quemadura y cubre con una venda. Esto no solo aliviará el dolor, sino que también ayudará a prevenir la infección.

Papas crudas: Son otro remedio casero que puede parecer sorprendente, pero que tiene propiedades antiinflamatorias y puede ayudar a aliviar el dolor de las quemaduras. Para utilizarlas, corta una papa en rodajas y colócala sobre la quemadura. Las rodajas de papa ayudarán a extraer el calor de la quemadura, aliviando así el dolor.

Vinagre blanco: El vinagre blanco es un viejo remedio casero para muchas dolencias, incluyendo las quemaduras. Puede ayudar a prevenir la infección y aliviar el dolor de las quemaduras. Para usarlo, diluye una parte de vinagre en dos partes de agua y aplícalo en la quemadura con una bola de algodón.

Cómo calmar el ardor de las quemaduras con remedios caseros
Foto: Freepik

Consejos para ayudarte a prevenir quemaduras en los niños

Cocina con seguridad

La cocina es uno de los lugares más comunes donde ocurren las quemaduras. De hecho, en muchos hogares, es considerada la zona de mayor riesgo. Nunca dejes a los niños solos en la cocina cuando estés cocinando. Mantén los mangos de las sartenes hacia el interior de la cocina para evitar que los niños los alcancen. Además, intenta usar las hornillas traseras siempre que sea posible y evita dejar toallas o paños de cocina cerca de las llamas o elementos calientes.

Agua caliente

Puede ser otra fuente frecuente de quemaduras. Es fundamental que te asegures de que el agua del baño de tus hijos esté a una temperatura segura. La temperatura del agua no debe superar los 37 grados Celsius. Puedes usar un termómetro de baño para verificar esto. Además, recuerda ajustar el calentador de agua de tu hogar a una temperatura segura.

Materiales inflamables

Los materiales inflamables, como los fósforos, encendedores y velas, deben mantenerse fuera del alcance de los niños en todo momento. Si tienes una chimenea en casa, asegúrate de siempre utilizar una pantalla de chimenea para evitar que las chispas salgan y provoquen un incendio. También es aconsejable enseñar a tus hijos sobre los peligros del fuego desde una edad temprana.

Protección solar

Los niños son particularmente susceptibles a las quemaduras solares. Su piel es más delicada y sensible que la de los adultos. Asegúrate de aplicarles protector solar de al menos FPS 30 cada vez que salgan, incluso en días nublados. Además, intenta evitar la exposición al sol en las horas pico, entre las 10 a.m. y las 4 p.m., cuando los rayos UV son más fuertes.

Estos son solo algunos de los muchos pasos que puedes tomar para prevenir quemaduras en tus hijos. Recuerda, la prevención es la mejor manera de mantener a tus hijos seguros. Siempre es mejor estar un paso adelante y tomar todas las precauciones necesarias para evitar accidentes que puedan resultar en lesiones graves.

¿Le resultó útil este artículo?
Artículos Relacionados
MaBe Doval
Botón volver arriba