Causas más habituales del párpado caído

La ptosis puede aparecer a cualquier edad, ser crónica o solo puntual. Como norma general, siempre puede tratarse.

Ptosis palpebral o blefaroptosis es el término médico con el que los profesionales se refieren a la caída del párpado superior de uno o ambos ojos. ¿Por qué se produce? No hay una única causa y es importante valorar cada caso de forma particular.

No obstante, la experiencia permite señalar los factores más habituales y frecuentes para este problema, cuyas consecuencias pueden ir de leves a muy graves.

Según explican los expertos de Medline Plus, sitio web de la Biblioteca Nacional de Medicina de Estados Unidos, “el extremo del párpado superior puede llegar más abajo de lo que debería (ptosis) o puede haber un exceso de piel abolsado en el párpado superior (dermatocalasia). Los párpados caídos suelen ser una combinación de ambas afecciones”.

Hay una gran variedad de causas que provocan o pueden provocar que el párpado superior de uno de los ojos o los dos se caiga. Hay factores patológicos, congénitos, derivados de la edad.

La ptosis puede aparecer a cualquier edad, ser crónica o solo puntual. Como norma general, siempre puede tratarse.

El párpado se mantiene sobre el ojo, gracias a la acción tensora de su músculo elevador. La atrofia o el mal funcionamiento de este provoca la caída del párpado. Este es el problema más habitual, pero también o en relación con él, es habitual que exista un exceso de piel –embolsamiento cutáneo- cuyo peso y volumen provoca la caída.

Factores

Según Medline Plus, existen diferentes factores que pueden provocar el párpado caído y las más comunes son:

Debilidad del músculo que eleva el párpado.

Daño a los nervios que controlan ese músculo.

Flacidez de la piel de los párpados superiores

También puede deberse a:

Causado por el proceso normal de envejecimiento.

Congénito.

El resultado de una lesión o enfermedad

Existen algunas condiciones de salud que pueden provocar esta afección como:

Tumor alrededor o detrás del ojo.

Diabetes.

Síndrome de Horner.

Miastenia grave.

Accidente cerebrovascular.

Inflamación del párpado, como es el caso con un orzuelo.

Algunas patologías pueden afectar a los músculos o nervios del ojo y causar la caída del párpado de forma temporal o crónica, dependiendo.

Entre las enfermedades que pueden desencadenar un episodio de ptosis, que puede afectar a los dos ojos o solo a uno, las más comunes son la diabetes, el Síndrome de Horner, la miastenia grave o un accidente cerebrovascular. Las afecciones oculares como la conjuntivitis, los orzuelos o cualquier otro tipo de infección bacteriana o vírica pueden provocar la caída del párpado también.

Síguenos en Google Noticias
Botón volver arriba