Así puede aprovechar al máximo la piel de la sandía en la cocina

La sandía es una fruta refrescante y deliciosa que disfrutamos especialmente durante los días calurosos. Sin embargo, solemos desechar la piel de la sandía sin saber que puede tener muchos usos sorprendentes en la cocina. En este artículo, descubriremos cómo aprovechar al máximo la piel de la sandía y darle una segunda vida. Desde hacer mermelada hasta preparar un jugo refrescante o incluso utilizarla en platos salados, la piel de la sandía tiene mucho potencial culinario. ¡No volverás a desecharla después de conocer todas estas ideas!

1. Mermelada de piel de sandía

La mermelada es una delicia que muchos disfrutan, pero ¿sabías que puedes hacerla con la piel de la sandía? Para preparar esta mermelada, necesitarás los siguientes ingredientes:

  • 1 kg de piel de sandía (cortada en trozos pequeños)
  • 500 g de manzanas (cortadas en trozos pequeños)
  • 1 kg de azúcar
  • Jugo de limón
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla
  • 500 ml de agua

Comienza limpiando la piel verde externa de la sandía y luego lava el interior. Corta la fruta en trozos pequeños y agrégala a una cacerola junto con los demás ingredientes. Cuando la mezcla comience a hervir, revuelve y continúa cocinando hasta que la piel de la sandía se vuelva suave. Retira la cacerola del fuego, deja que se enfríe un poco y luego coloca la mermelada en frascos esterilizados. ¡Listo para disfrutar!

2. Piel de sandía marinada

Si buscas una forma diferente de consumir la piel de sandía, prueba marinándola. Pasa la piel de sandía por la licuadora hasta que desarrolle la acidez similar a los pepinillos y déjala marinar. Puedes disfrutar de la piel de sandía marinada con trozos de carne o añadirla a diferentes tipos de ensaladas.

3. Jugo refrescante de piel de sandía

El jugo de sandía es refrescante y delicioso, pero ¿sabías que también puedes extraerlo de la piel de la sandía? La piel de la sandía está llena de agua y nutrientes, por lo que es perfecta para hacer jugo. Solo necesitas pasar la piel por un extractor de jugo y disfrutar de esta refrescante bebida llena de sabor y salud.

4. Plato de verduras salteadas con piel de sandía

La piel de sandía también se puede utilizar en un delicioso plato de verduras salteadas. Después de cortarla en trozos pequeños, mézclala en una sartén con un poco de aceite de oliva, brócoli, zanahorias y cualquier otro vegetal que desees. Saltea las verduras hasta que estén tiernas, añade un poco de sal y pimienta por encima, ¡y tendrás un delicioso plato de verduras salteadas!

5. Piel de sandía al curry

Si quieres probar algo realmente exquisito, puedes utilizar la piel de sandía en un delicioso curry. Primero, pela la parte verde externa y utiliza los trozos de cáscara blanca en lugar de verduras para hacer un curry sabroso. Esta especialidad india contiene chiles picantes y especias indias que realzan el sabor de la piel de sandía. El tiempo de cocción es rápido y la piel se vuelve dulce y muy sabrosa.

¡Estas son solo algunas de las muchas formas en las que puedes aprovechar al máximo la piel de la sandía en la cocina! Prueba estas recetas y descubre todo el potencial culinario que esta parte de la fruta tiene para ofrecer. ¡No volverás a desechar la piel de la sandía una vez que descubras todas las delicias que puedes preparar con ella!

En conclusión, la piel de sandía puede convertirse en un ingrediente versátil en la cocina si sabes cómo aprovecharla. Desde hacer mermelada hasta preparar jugos refrescantes o platos salteados, las posibilidades son infinitas. Así que la próxima vez que disfrutes de una jugosa sandía, no olvides guardar la piel y darle una segunda vida en la cocina. ¡Tu paladar te lo agradecerá!

¿Le resultó útil este artículo?
Artículos Relacionados
Angélica Ramos
Botón volver arriba