Estilo de vida

Así debes limpiar los grifos

LA LIMPIEZA ES IMPORTANTE

Cuando hacemos la limpieza de nuestros grifos en el hogar es importante hacerlo tanto en la parte interior como en la exterior. El exterior del sistema es más visible y, si no está limpio, el problema es sobre todo estético. Cuando el problema está en el interior del grifo, aunque no se vea, la cuestión es más grave, dado que afecta a la fluidez del agua al salir.

Es posible que en los grifos, sobre todo los de lavaplatos, haya bacterias que pueden ser perjudicial para la salud. Es por eso que la limpieza es prescindible en cierto tiempo. Te recomendamos hacer un cronograma de limpieza.

NO USES PRODUCTOS AGRESIVOS

Los grifos se fabrican en distintos materiales. Según el tipo de material del que se trate, conviene emplear elementos y técnicas de limpieza diferentes.

La manera más recomendada consiste en utilizar productos que no sean abrasivos ni le causen daños, como el jabón neutro.

RECURRE A UN CEPILLO DE DIENTES

Los sitios más difíciles de limpiar, y donde más tienden a acumularse los sedimentos, es en las uniones de los grifos con los sanitarios, la encimera o el mueble en el que se encuentren.

Si hay allí suciedad adherida, que no se pueda quitar con un paño o esponja normal, un consejo eficiente es recurrir a un cepillo de dientes viejo y utilizarlo para fregar esas zonas complicadas con bicarbonato de sodio humedecido.

HILO DENTAL

Para completar la limpieza con otro elemento pensado para la higiene bucal, se corta un fragmento de hilo dental.

Este se pasa por las uniones de los grifos, con el fin de asegurarse de remover y poder eliminar la suciedad oculta en las ranuras y otros rincones.

PRODUCTOS NATURALES PARA LA LIMPIEZA

Además de las sustancias destinadas de forma más o menos específica a la limpieza, como el detergente o el bicarbonato de sodio, también es posible -y más sostenible- el uso de productos naturales para lograr el mismo fin.

El que se utiliza con mayor frecuencia es el vinagre blanco, aunque también hay quienes promueven el uso de las bebidas de cola, ya que el ácido que contienen las convierte en buenos limpiadores de cobre, o de harina, en particular para grifos cromados o de níquel.

LIMPIEZA DE LA REJILLA O FILTRO DEL GRIFO

Los grifos poseen -en su parte interna, justo antes de la abertura- una pequeña rejilla que filtra el agua que sale. En muchos casos no se ve, debido a la propia posición del grifo. Pero salvo en ciertas ocasiones, la rejilla está allí. El agua arrastra pequeñas partículas (de cal y otras sustancias), que con el paso del tiempo se acumulan en la rejilla y alteran el correcto funcionamiento del grifo.

Para limpiarla, y destapar los pequeños orificios de la rejilla, la forma más simple y efectiva es utilizar un pequeño elemento punzante, como una aguja o un alfiler.

Síguenos en Google Noticias

Botón volver arriba