¿Alguna información? ¿Necesitas contactar al equipo editorial? Envía tus correos electrónicos a [email protected] o ve a nuestro formulario.
Nutrición

Alimentos que nunca debes consumir después de correr

Se recomienda consumir alimentos ricos en proteínas, carbohidratos complejos y grasas saludables

Después de una sesión de ejercicio intenso como correr, la alimentación juega un papel crucial en la recuperación y el mantenimiento del rendimiento óptimo. Los alimentos que se consumen después de correr tienen un impacto directo en la capacidad del cuerpo para reponer los nutrientes agotados, reparar los músculos dañados y prepararse para la próxima sesión de entrenamiento.

Una mala elección de alimentos puede ralentizar la recuperación, aumentar la fatiga y afectar negativamente al rendimiento a largo plazo. Por el contrario, una alimentación adecuada después de correr puede acelerar la recuperación, mejorar la fuerza y la resistencia, y mantener un nivel de energía óptimo.

Alimentos que nunca debes consumir después de correr

Procesados y su impacto en el rendimiento

Los alimentos procesados, como comida rápida, snacks salados y dulces, pueden tener un efecto perjudicial en el rendimiento después de correr. Estos alimentos suelen ser ricos en grasas saturadas, azúcares refinados y aditivos, que pueden dificultar la recuperación y afectar negativamente al rendimiento a largo plazo.

Las grasas saturadas presentes en los alimentos procesados pueden causar inflamación y dificultar la reparación de los músculos dañados durante el ejercicio. Además, el exceso de azúcar refinado puede provocar un aumento repentino y posterior caída de los niveles de energía, lo que puede llevar a la fatiga y la disminución del rendimiento.

Foto: Freepik

Los efectos del azúcar en el cuerpo

El consumo de azúcares refinados después de correr puede tener efectos perjudiciales en el cuerpo. Estos azúcares se absorben rápidamente en el torrente sanguíneo, lo que provoca un aumento repentino de los niveles de glucosa en la sangre.

Esto puede llevar a una posterior caída de los niveles de energía, lo que puede causar fatiga, irritabilidad y dificultad para concentrarse. Además, el exceso de azúcar puede contribuir a la inflamación y dificultar la recuperación de los músculos dañados durante el ejercicio.

Es importante evitar el consumo de alimentos y bebidas con alto contenido de azúcar refinado después de correr y optar por opciones más saludables, como frutas, yogur griego o batidos de proteínas y carbohidratos complejos.

La importancia de la hidratación después de correr

La hidratación adecuada es fundamental después de correr, ya que el cuerpo pierde una gran cantidad de líquidos y electrolitos a través del sudor. Si no se reemplaza adecuadamente, puede provocar deshidratación, fatiga y una disminución del rendimiento.

Además, la deshidratación puede afectar negativamente a la recuperación, ya que dificulta la eliminación de desechos y la reparación de los músculos dañados. Por lo tanto, es importante beber suficiente agua y bebidas con electrolitos después de correr para mantener una adecuada hidratación.

Se recomienda beber entre 16 y 24 onzas (500-700 ml) de agua o bebidas con electrolitos después de una sesión de entrenamiento, y continuar hidratándose a lo largo del día.

Foto: Freepik

Grasas saturadas y su impacto en el rendimiento

Las grasas saturadas, comúnmente encontradas en alimentos como carnes rojas, productos lácteos enteros y alimentos fritos, pueden tener un efecto negativo en el rendimiento después de correr.

Estas grasas pueden causar inflamación en el cuerpo, lo que puede dificultar la recuperación de los músculos dañados durante el ejercicio. Además, el consumo excesivo de grasas saturadas puede contribuir a un aumento de los niveles de colesterol y a problemas cardiovasculares a largo plazo.

Por lo tanto, es importante limitar el consumo de alimentos ricos en grasas saturadas después de correr y optar por fuentes más saludables de grasas, como aguacate, nueces, semillas y aceites vegetales.

Picantes y su efecto en el sistema digestivo después de correr

Los alimentos picantes, como los chiles, pueden tener un efecto irritante en el sistema digestivo después de correr. Esto puede causar molestias estomacales, acidez y dificultad para digerir los alimentos.

Además, el consumo de alimentos picantes puede aumentar la inflamación en el cuerpo, lo que puede ralentizar la recuperación de los músculos dañados durante el ejercicio.

Alimentos con alto contenido de fibra y su influencia en el rendimiento

Si bien la fibra es importante para la salud digestiva, el consumo excesivo de alimentos ricos en fibra después de correr puede causar problemas gastrointestinales, como hinchazón, gases y diarrea.

Esto puede dificultar la absorción de nutrientes esenciales y afectar negativamente al rendimiento. Además, el exceso de fibra puede retrasar el vaciado gástrico, lo que puede provocar sensación de pesadez y malestar estomacal.

lunch / infarto / dieta del limón / Hábitos alimentarios
Foto: Freepik

La importancia de una buena recuperación después de correr

Una buena recuperación después de correr es fundamental para mantener un rendimiento óptimo a largo plazo. Esto implica no solo una alimentación adecuada, sino también descanso, hidratación y actividades de recuperación activa.

Ignorar la importancia de la recuperación puede llevar a la fatiga crónica, lesiones y un deterioro del rendimiento. Por el contrario, una estrategia de recuperación bien planificada puede acelerar la reparación de los músculos, mejorar la fuerza y la resistencia, y preparar al cuerpo para la próxima sesión de entrenamiento.

Es importante dedicar tiempo y atención a la recuperación después de cada sesión de entrenamiento, ya que esto sentará las bases para un rendimiento óptimo a largo plazo.

¿Le resultó útil este artículo?
Artículos Relacionados
MaBe Doval