¿Alguna información? ¿Necesitas contactar al equipo editorial? Envía tus correos electrónicos a [email protected] o ve a nuestro formulario.
BienestarSalud

7 posturas sexuales en la menopausia para aumentar el placer

La menopausia es una etapa de la vida en la que las mujeres experimentan cambios hormonales que pueden afectar su vida sexual. Sin embargo, esto no significa que el placer sexual deba disminuir. En realidad, la menopausia puede ser una oportunidad para explorar nuevas posturas y aumentar el placer.

Foto: Freepik

Postura del misionero

La postura del misionero es una de las más clásicas y populares en el mundo de la sexualidad. En esta postura, la mujer se encuentra acostada boca arriba, mientras que su pareja se ubica encima de ella, penetrándola. Esta postura permite una mayor intimidad y contacto visual, lo cual puede resultar muy excitante para las parejas en la menopausia. Además, la mujer tiene mayor control sobre la penetración y puede ajustar el ritmo y la profundidad según su comodidad.

Postura de la cuchara

La postura de la cuchara es ideal para las parejas en la menopausia, ya que permite una mayor relajación y comodidad. En esta posición, ambos miembros de la pareja se acuestan de lado, uno detrás del otro, de manera que sus cuerpos encajen como dos cucharas. La penetración se realiza desde atrás, lo cual puede brindar una sensación de plenitud y estimulación del punto G. Además, esta postura reduce la presión en las articulaciones y permite un mayor contacto piel con piel, lo que aumenta la conexión emocional y el placer.

Postura de la amazona

La postura de la amazona es una excelente opción para las mujeres en la menopausia que desean tener un mayor control durante el sexo. En esta postura, la mujer se sienta sobre su pareja, quien está acostado boca arriba. La mujer puede controlar el ritmo y la profundidad de la penetración, así como la estimulación del clítoris. Además, esta postura permite una mayor estimulación del punto G y puede ser especialmente placentera para las mujeres que experimentan sequedad vaginal durante la menopausia, ya que el ángulo de penetración favorece la lubricación natural.

Postura de la mariposa

La postura de la mariposa es perfecta para las parejas en la menopausia que desean experimentar una mayor estimulación del clítoris. En esta postura, la mujer se acuesta boca arriba con las piernas flexionadas y los pies apoyados en el suelo. Su pareja se arrodilla entre sus piernas y la penetra mientras estimula su clítoris con la mano o la boca. Esta postura permite un fácil acceso al clítoris y puede resultar muy placentera para las mujeres en la menopausia, ya que estimula tanto el punto G como el clítoris de manera simultánea.

Postura de la silla

La postura de la silla es una variante interesante para las parejas en la menopausia que desean experimentar nuevas sensaciones y aumentar el placer. En esta postura, la mujer se sienta en el borde de una silla o un sofá, mientras su pareja se ubica frente a ella y la penetra de pie. Esta postura permite una penetración más profunda y estimulación del punto G. Además, el apoyo proporcionado por la silla permite que la mujer se relaje y se concentre en disfrutar del momento sin esfuerzo.

Postura de la fusión

La postura de la fusión es una opción ideal para las parejas en la menopausia que desean una mayor conexión emocional y una estimulación del clítoris. En esta postura, la mujer se acuesta boca arriba con las piernas abiertas y flexionadas. Su pareja se coloca entre sus piernas y la penetra mientras estimula su clítoris con los dedos o un juguete sexual. Esta postura permite una penetración profunda y una estimulación simultánea del clítoris, lo que puede resultar en orgasmos intensos y placenteros.

Postura de la carretilla

La postura de la carretilla es una opción divertida y desafiante para las parejas en la menopausia que desean explorar nuevas sensaciones y aumentar el placer. En esta postura, la mujer se coloca en posición de plancha, apoyando sus manos en el suelo y elevando sus piernas. Su pareja se ubica detrás de ella y la penetra mientras sostiene sus piernas en alto. Esta postura permite una penetración profunda y estimulación del punto G. Además, el esfuerzo físico requerido para mantener la posición puede aumentar la excitación y el placer.

Recomendaciones

En la menopausia, muchas mujeres experimentan cambios en su vida sexual, pero esto no significa que el placer deba disminuir. Al contrario, esta etapa puede ser una oportunidad para explorar nuevas posturas y aumentar el disfrute. Las 7 posturas sexuales mencionadas anteriormente son solo algunas opciones recomendadas para las parejas en la menopausia. Sin embargo, cada persona es única y es importante comunicarse con la pareja, experimentar y descubrir qué posturas y técnicas brindan mayor placer. Lo más importante es disfrutar de la intimidad y mantener una actitud positiva hacia la sexualidad en esta etapa de la vida.

4.3/5 - (6 votos) ¿Le resultó útil este artículo?
Artículos Relacionados
Dany Fernandez