Los 5 alimentos que debe evitar en Navidad para no engordar, según los expertos

La Navidad es una época del año en la que solemos disfrutar de deliciosas comidas y dulces tradicionales. Sin embargo, es importante tener en cuenta que algunos alimentos pueden alterar nuestro metabolismo y hacernos aumentar de peso. En este artículo, te mostraremos los 5 alimentos que te hacen engordar y que deberías evitar durante las fiestas navideñas, según los expertos.

1. Galletas: No te dejes engañar por las etiquetas

Las galletas son uno de los alimentos más consumidos durante la Navidad, pero debemos tener cuidado con ellas. Aunque algunas etiquetas las cataloguen como «sin grasa» o «bajas en grasa», esto no siempre es cierto. Muchas galletas contienen un alto porcentaje de grasa que, con el tiempo, nuestro organismo convierte en grasa acumulada. Esto se debe a la gran cantidad de azúcar presente en estos productos, que no llega a ser convertida en energía.

Según la Asociación Americana del Corazón, se estima que los adultos consumen un promedio de 17 cucharaditas de azúcar por día, lo que supera ampliamente las recomendaciones diarias de 9 cucharaditas para los hombres y 6 cucharaditas para las mujeres. Para prevenir el aumento de peso, el Dr. Felix Spiegel, cirujano bariátrico, recomienda evitar los azúcares simples.

2. Carnes rojas

El consumo excesivo de proteína animal también puede causar inflamación en el organismo, lo que contribuye al aumento de peso. Por lo tanto, es importante considerar la carne roja como un elemento secundario en nuestra dieta y no como el protagonista, según explica el experto.

3. Lácteos: Cuidado con los intolerantes a la lactosa

Los lácteos son otro grupo de alimentos que debemos evitar durante la Navidad, especialmente si somos intolerantes a la lactosa. Además, debemos tener precaución con los sustitutos vegetales como el yogur, el helado y la leche de castañas de cajú, almendras o coco, ya que también pueden generar daños en nuestro intestino.

4. Panes o buñuelos: Carbohidratos simples que debemos moderar

El pan es un acompañante típico en la mayoría de los desayunos y su consumo aumenta durante la Navidad. Sin embargo, debemos tener en cuenta que los panes y los buñuelos son ejemplos de carbohidratos simples, es decir, alimentos que nuestro organismo digiere rápidamente y que elevan rápidamente los niveles de azúcar en nuestra sangre.

Según el Dr. Adam Goldstein, director del Programa de Control del Peso de la Universidad de Carolina del Norte, el consumo excesivo de carbohidratos simples puede llevar al aumento de peso debido a las calorías que contienen. Además, estos alimentos no nos brindan una sensación duradera de saciedad, por lo que es probable que sintamos hambre rápidamente y deseemos comer más.

En lugar de consumir panes y buñuelos, es recomendable optar por opciones más saludables como el pan integral, que contiene una mayor cantidad de fibra y nutrientes.

5. Bebidas azucaradas: Cuidado con el exceso de azúcar

En primer lugar, debemos ser conscientes de que las bebidas como los jugos, las gaseosas y las leches achocolatadas contienen una gran cantidad de azúcar. Incluso las bebidas que parecen más saludables, como los jugos de frutas y verduras, también suelen contener altas cantidades de azúcar añadida.

Para evitar el aumento de peso, es preferible consumir zumo de manzana o de naranja natural, sin azúcar añadida, o simplemente optar por consumir la fruta entera. Además, debemos tener en cuenta que el consumo excesivo de bebidas alcohólicas, como los cócteles, también puede contribuir al aumento de peso debido a su alto contenido calórico y su capacidad para producir inflamación en el organismo.

Construye una dieta balanceada y saludable

En conclusión, durante la Navidad debemos ser conscientes de los alimentos que pueden alterar nuestro metabolismo y hacernos aumentar de peso. Evitar el consumo excesivo de galletas, carnes rojas, lácteos, panes y buñuelos, así como limitar el consumo de bebidas azucaradas y alcohólicas, nos ayudará a mantener una dieta balanceada y saludable.

Es importante recordar que disfrutar de los momentos y sabores propios de la Navidad no significa que debamos descuidar nuestra salud. Podemos optar por opciones más saludables y equilibradas, como el consumo de frutas frescas, vegetales y platos preparados de manera más ligera. De esta manera, podremos disfrutar de la época navideña sin descuidar nuestra alimentación.

Recuerda que la clave está en mantener un equilibrio y en tomar decisiones conscientes sobre lo que comemos.

¿Le resultó útil este artículo?
Artículos Relacionados
Angélica Ramos
Botón volver arriba