¿Alguna información? ¿Necesitas contactar al equipo editorial? Envía tus correos electrónicos a [email protected] o ve a nuestro formulario.
Salud

3 causas principales de las hemorragias nasales

Las hemorragias nasales, también conocidas como epistaxis, son un problema común que afecta a muchas personas en todo el mundo. Si bien la mayoría de las veces las hemorragias nasales son inofensivas y se detienen por sí solas, es importante comprender las causas subyacentes para poder prevenirlas y tratarlas adecuadamente.

¿Qué causa las hemorragias nasales?

Las hemorragias nasales pueden ser desencadenadas por diversos factores. A continuación, se presentan las tres causas principales de las hemorragias nasales:

Traumatismo nasal como causa de las hemorragias nasales

Un traumatismo nasal, como un golpe en la nariz o una lesión durante la práctica de deportes de contacto, puede provocar una hemorragia nasal. El impacto causa daño a los vasos sanguíneos en la nariz, lo que resulta en una hemorragia. Los niños son especialmente propensos a sufrir hemorragias nasales debido a su naturaleza activa y su falta de coordinación. Es importante tratar adecuadamente los traumatismos nasales para prevenir hemorragias futuras y posibles complicaciones.

3 causas principales de las hemorragias nasales
Foto: Freepik

Aire seco y hemorragias nasales

El aire seco es otra causa común de las hemorragias nasales. Cuando el aire está seco, los conductos nasales se deshidratan y se vuelven más susceptibles a las hemorragias. Esto es especialmente común durante los meses de invierno, cuando el aire frío y seco de la calefacción interior puede resecar las membranas nasales. Mantener una adecuada hidratación y utilizar un humidificador en el hogar puede ayudar a prevenir las hemorragias nasales causadas por el aire seco.

Condiciones médicas subyacentes que pueden causar hemorragias nasales

Algunas condiciones médicas subyacentes pueden aumentar la probabilidad de sufrir hemorragias nasales recurrentes. Algunas de estas condiciones incluyen la hipertensión arterial, los trastornos de la coagulación sanguínea y las infecciones sinusales crónicas. Si experimenta hemorragias nasales frecuentes sin una causa aparente, es importante consultar a un médico para descartar cualquier condición subyacente y recibir el tratamiento adecuado.

Reconociendo los síntomas de una hemorragia nasal

Antes de poder prevenir y tratar adecuadamente las hemorragias nasales, es importante reconocer los síntomas. Los síntomas comunes de una hemorragia nasal incluyen:

  • Sangrado por la nariz, que puede ser leve o abundante.
  • Sensación de goteo de sangre en la parte posterior de la garganta.
  • Presencia de coágulos de sangre en la nariz o en los tejidos utilizados para detener la hemorragia.

Si experimenta alguno de estos síntomas, es importante mantener la calma y seguir los pasos adecuados para detener la hemorragia nasal.

Prevención de las hemorragias nasales: consejos y trucos

Aunque no siempre es posible prevenir por completo las hemorragias nasales, hay algunas medidas que puede tomar para reducir su frecuencia. A continuación, se presentan algunos consejos útiles para prevenir las hemorragias nasales:

  • Mantenga la humedad adecuada en el hogar utilizando un humidificador.
  • Evite el aire seco y frío tanto como sea posible.
  • Mantenga las fosas nasales hidratadas con un spray nasal salino.
  • Evite sonarse la nariz con demasiada fuerza.
  • Evite el uso excesivo de medicamentos que puedan adelgazar la sangre.

Siguiendo estos consejos simples, puede reducir significativamente la frecuencia de las hemorragias nasales y mejorar su calidad de vida.

Cómo tratar las hemorragias nasales en casa

Si alguna vez experimenta una hemorragia nasal, es importante saber cómo tratarla adecuadamente en casa. A continuación, se presentan los pasos que puede seguir para detener una hemorragia nasal:

  • Mantenga la calma y siéntese derecho.
  • Inclínese ligeramente hacia adelante para evitar tragar sangre.
  • Apriete suavemente la parte blanda de la nariz con los dedos durante al menos 10 minutos.
  • Aplique una compresa fría en el puente de la nariz para ayudar a contraer los vasos sanguíneos y detener la hemorragia.
  • Evite sonarse la nariz o tocarla innecesariamente después de detener la hemorragia.

Si la hemorragia nasal no se detiene después de 20 minutos o si experimenta hemorragias nasales frecuentes, es importante buscar atención médica para identificar y tratar cualquier problema subyacente.

Cuándo buscar atención médica por las hemorragias nasales

En la mayoría de los casos, las hemorragias nasales se detienen por sí solas y no requieren atención médica. Sin embargo, hay algunas situaciones en las que es importante buscar atención médica. Estas situaciones incluyen:

  • Hemorragias nasales frecuentes o graves.
  • Hemorragias nasales que no se detienen después de 20 minutos de presión directa.
  • Hemorragias nasales acompañadas de mareos, debilidad o dificultad para respirar.
  • Hemorragias nasales después de una lesión grave en la cabeza.

Si experimenta alguna de estas situaciones, es importante buscar atención médica de inmediato para recibir el tratamiento adecuado y prevenir complicaciones graves.

Las hemorragias nasales son un problema común que puede ser causado por varias razones. Al comprender las causas subyacentes y seguir las medidas preventivas adecuadas, puede reducir la frecuencia de las hemorragias nasales y mejorar su calidad de vida. Si experimenta hemorragias nasales frecuentes o graves, es importante buscar atención médica para identificar y tratar cualquier problema subyacente. Recuerde mantener la calma y seguir los pasos adecuados para detener una hemorragia nasal en casa.

¿Le resultó útil este artículo?
Artículos Relacionados
Dany Fernandez